Raad Salam: ¡Eso es el Islam!

0
Islam
Imagen Pixabay

Si preguntas a los musulmanes por la situación de las mujeres en el Islam, incluso algunas mujeres musulmanas, te dirán que nuestra religión islámica ha otorgado a las mujeres más derechos que cualquier otra religión y ha garantizado su honor y su orgullo.

Digo eso, porque muchos amigos y compañeros me pidieron el favor de contestar las afirmaciones de Nora Baños, una mujer musulmana practicante, estudiante de Ciencias Políticas en la Universitat Oberta de Catalunya (UOC), además, integrante y candidata del partido político, Podemos, número 47, en las últimas elecciones europeas, que se define como “activista anti racista y feminista islamista”.

A continuación, intentaré brevemente contestar punto por punto las declaraciones de Nora Baños, que dijo:

N.B.: 1. El profeta del Islam, Muhammad, impulsó la Seguridad Social, el voto femenino o el fin de la esclavitud.

R.S.N.: Muhammad vino para satisfacer sus ambiciones carnales, sociales y materiales. De hecho, cuando sus seguidores le preguntaron por el botín de las conquistas, Muhammad contestó sin vergüenza en el Corán (Sura 8:1) “Te preguntan por el botín. Di: El botín pertenece a Allah y al Enviado. Temed, pues a Allah. Obedeced a Allah  y a su Enviado, si sois creyentes”.

 

Situación atroz

Todas las traducciones musulmanas coinciden en que la situación de las mujeres en Arabia antes del Islam era atroz donde las mujeres tenían pocos derechos, los hombres podían casarse con cuantas mujeres quisieran y repudiarlas a voluntad sin compensación alguna. Muhammad quiso regular la situación de la mujer y reducir a cuatro el número máximo de las esposas legítimas para el hombre, (Sura 4:3)casaos con las mujeres que os gusten: dos, tres o cuatro o con vuestras esclavas.

Por lo tanto, la esclavitud está permitida en el Islam, hasta hoy día, el hombre puede tomar entre sus esclavas tantas concubinas como le plazca. Lo curioso, es que el propio Muhammad el fundador del Islam, que debía de ser y dar el ejemplo a sus seguidores, no aplicó este mandato o este ley islámica (Al- Šari`a).

Si seguimos la pista de la vida privada de Muhammad, observamos que se casó oficialmente con diez mujeres y tuvo dos concubinas (esclavas), además mantuvo relaciones sexuales con cuarenta y tres mujeres (esclavas sexuales), en total cincuenta y cinco mujeres, con nombres y apellidos. Muhammad, con cincuenta años se caso con su tercera mujer “Aisha” que apenas tenía seis años. ¿Cómo se llama eso? Sin duda pedofilia.

El Profeta de los musulmanes, se casó con su séptima mujer, Zaynab, que era esposa de su hijo adoptado (esclavo) Zayd. El mensajero del Islam, se casó con Ŷawria y Şafia, octava y novena mujer sucesivamente que eran judías, felizmente casadas y tenían hijos, Muhammad y sus seguidores mataron todas sus familias obligándolas a casarse con él como esclavas sexuales. Además, Muhammad tuvo dos concubinas (esclavas) María la Copta, que era cristiana y Rayhana, que era judía. La mujer esclava, en el Islam, es una concubina de su amo, puede acostarse con ella, cuando y donde quiera.

 

Los biógrafos

Todos los biógrafos del “Profeta” del Islam describen a Muhammad como un líder político militar notable y un guerrero valiente. Según la traducción musulmana, en el año 622, Muhammad, en Medina disfrutó al constituir una comunidad y un estado, siendo él mismo el líder religioso, jefe político y caudillo militar. La historia registra una masacre de los judíos en Al-Medina, entre los años 624 y 627, degollando más de 3000 hombres judíos, llevando las mujeres como esclavas sexuales.

Muhammad organizó, participó y luchó en ochenta y ocho batallas, mató y ordenó a matar miles de personas, en menos de diez años desde el año 622 hasta su muerte en el año 632. Muhammad mandó a matar una anciana de cien años, de una forma muy cruel, la cogieron, la pusieron boca abajo y la ataron cada pie en el cuello de un camello, y mandaron a los camellos a andar en direcciones contrarias hasta partirla en dos pedazos.

 

N.B.: 2. El Islam es feminista, ya vino para dar a la mujer sus derechos frente el hombre.

R.S.N.: Una lectura del Corán el libro sagrado del Islam y de otros textos sagrados del Islam atestigua claramente la inferioridad esencial de la mujer respeto al hombre, (Sura 4:176) “Si un hombre muere sin dejar hijos, pero sí una hermana, ésta heredará la mitad de lo que deja, y si ella muere sin dejar hijos, él heredará todo de ella. Si el difunto deja dos, éstas heredarán los dos tercios de lo que deje. No obstante, si tiene hermanos, varones y hembras, a cada varón le corresponderá tanto como a dos hembras juntas”.

La herencia recae sobre la línea paterna y en ella cuentan las mujeres por una mitad. Además el testimonio de una mujer ante la justicia vale la mitad del de un hombre; (Sura 2:282) “Creyentes si contraéis una deuda por un plazo determinado, ponedlo por escrito. Que un escribano tome fiel nota en vuestra presencia, sin rehusarse a escribir como Dios le dé a entender. Escriba. Que el deudor dicte en el temor de Dios, su Señor, y que no deduzca nada. Y si el deudor fuera necio, débil o incapaz de dictar, que dicta su procurador con fidelidad. Llamad, para que sirvan de testigos, a dos de vuestros hombres; si no los hay, elegid a un hombre y a dos mujeres de entre quienes os plazcan como testigos, de tal modo que si una yerra, la otra subsane su error”.  Muhammad el Profeta del Islam explicando este versículo, en Sahih Al- Bujari, dicho, N. 2658, dijo: “La mujer la falta cerebro”.

En Sahih Al- Bujari, dicho N. 3237, leemos: “Dijo Muhammad; si un hombre llama a su mujer para acostarse con ella y la mujer niega y el hombre se va a dormir disgustado, las maldades de los ángeles cayeran sobre la mujer, hasta que la mujer pide el perdón al marido y satisfacer sus deseos sexuales, porque la mujer esta criada para cumplir todos los deseos del hombre”.

 

El Corán compara a la mujer con un campo

El Corán compara a la mujer con un campo (tierra cultivable) a ser usado por el hombre según su voluntad, (Sura 2:223)Vuestras mujeres son campo labrado para vosotros. ¡Venid, pues, a vuestro campo como queráis, haciendo preceder algo para vosotros mismos! ¡Temed a Allah y sabed que Le encontraréis! ¡Y anuncia la buena nueva a los creyentes!”.

Por esa razón, el Corán anima a los hombres pegar sus mujeres o sus esposas, porque las mujeres son inferiores a los hombres, y deben ser controladas por éstos, como muestra (Sura 4:34)Los hombres tienen autoridad sobre las mujeres en virtud de la preferencia que Allah ha dado a unos más que a otros y de los bienes que gastan. Las mujeres virtuosas son devotas y cuidan, en ausencia de sus maridos, de lo que Allah manda que cuiden. ¡Amonestad a aquéllas de quienes temáis que se rebelen, dejadlas solas en el lecho, pegadles! Si os obedecen, no os metáis más con ellas”.

En Sunan Ibn Maya, dicho N. 2456 leemos: “Un día un hombre preguntó a Muhammad ¿Qué derechos tiene la mujer respeto al hombre? Muhammad le contestó: darla a comer cuando tu comes, y vestirla cuando tú te vistes, no la pegues a la cara, pégala en otros sitios del cuerpo, para que no se nota”.

 

Sobre la violación

La mayor amenaza para las mujeres reside en la concepción musulmana de la violación, en la medida en que se conjuga con las restricciones islámicas. En los casos de abuso sexual, se requieren cuatro testigos, (Sura 24:13)¿Por qué no han presentado cuatro testigos? Como no han presentado testigos, para Allah que mienten”. Estos deben poder aportar otros elementos aparte de la mera testificación de que se ha producido un hecho de fornicación, adulterio o violación; en este último caso, deben haber sido testigos presenciales. Por consiguiente, es casi imposible probar una violación en los territorios que siguen los dictados de la Ley Islámica Shari’a como Pakistán, Afganistán, Nigeria, Arabia Saudita…etc.

Los hombres pueden cometer una violación con total impunidad: si niegan los cargos y no hay testigos, serán absueltos, porque el testimonio de la víctima es inadmisible. Peor aún, si una mujer acusa a un hombre de violación puede terminar incriminándose a sí misma. Si no se pueden encontrar los testigos masculinos requeridos, la acusación de violación de la víctima pasa a ser una admisión del adulterio.

Esto explica el grave hecho de que hasta el 75 por ciento de las mujeres encarceladas en estos países, lo están por el crimen de haber sido víctimas de una violación transformada por las autoridades islámicas en cargos de fornicación, con el resultado de dictámenes de sentencias de muerte. En una sociedad tradicional musulmana, la pérdida del honor, eufemismo por la virginidad, es vista como una desgracia tanto o más grave que la violación misma, y a veces las mismas familias, son las primeras en tapar la vergüenza de una violación mediante un matrimonio entre víctima y verdugo.

N.B.: El Islam protege la igualdad, la libertad y los derechos humanos, tanto de la mujer como el hombre.

R.S.N.: El derecho a la privacidad y a las relaciones sexuales entre dos adultos del mismo sexo esta normalizado desde el año 1994, por el Comité de derechos humanos de las Naciones Unidas y garantizado por la declaración universal de los derechos humanos y el acto Internacional de Derechos Civiles y Políticos. Sin embargo, en la gran mayoría de los países musulmanes, hasta hoy día, en el siglo XXI, la homosexualidad es un delito y las penas que se imponen son muy severas, pudiendo llegar incluso a la pena de muerte en ejecución pública como en Arabia Saudí o Irán. La homosexualidad está prohibida por la ley islámica. La palabra árabe “Al-Liwat” sodomizar, tiene su origen en el pueblo de Lot, que traducido al español es homosexualidad, aunque en el Corán hay referencias que mencionan la condena de Allah a las relaciones homosexuales:

(Sura 4:16) “Si dos de los vuestros la cometen, castigad a ambos severamente”.

(Sura 26:165-166) “¿Os llegáis a los varones, de las criaturas, y descuidáis a vuestras esposas, que vuestro Señor ha creado para vosotros? Sí, sois gente que viola la ley”.
(Sura 27:55) “¿Os llegáis a los hombres, por concupiscencia, en lugar de llegaros a las mujeres? Sí, sois gente ignorante”.

(Sura 29:28-29) “Y Lot cuando dijo a su pueblo: Ciertamente cometéis una deshonestidad que ninguna criatura ha cometido antes. ¿Os llegáis a los hombres, salteáis y cometéis actos reprobables en vuestras reuniones? Lo único que respondió su pueblo fue: ¡Tráenos el castigo de Allah, si es verdad lo que dices!”.

Hay muchos hadices, dichos de Muhammad condenan y juzgan a los homosexuales, entre ellos se encuentran:

En Sunnan Al Tarmady, hadiz, N. 1456 “Muhammad dijo, condenado por Allah es aquel que hace lo que la gente de Lot”.

En Sunnan Abu Dawd, hadiz, N. 4462 “Dijo Muhammad: Ningún hombre debe mirar a las partes privadas de otro hombre y ninguna mujer debe mirar a las partes privadas de otra mujer, y dos hombres no deben dormir en la misma cama bajo una misma manta”.

En Sunnan Ibn Maya, hadiz, N. 2561, un relato que se atribuye como parte del sermón de despedida de Muhammad, dice: “Aquel que mantenga relaciones sexuales con una mujer y penetre su ano, o con un hombre o un muchacho, aparecerá el último día apestando peor que un cadáver; la gente lo encontrará insoportable hasta que entre en el fuego del infierno, y Allah anulará todas sus buenas obras”.

En Sunnan Ahmed hadiz, N. 2915 “Muhammad dijo: Cuando un hombre tiene relaciones sexuales con otro hombre, el trono de Allah, tiembla. Mata a los socios activos y pasivos en las relaciones sexuales entre personas del mismo sexo”.

En el año 2006, en una entrevista, en televisión Al Yazira, preguntaron el Doctor/Jeque Yosuf Al Qardawy, presidente de la liga islámica mundial ¿Cómo debe ser castigada la homosexualidad? Al Qardawy respondió: “Según la Ley islámica, hay que matarlos sí o sí, la diferencia está en la forma. Arrojarlos de un lugar alto o quemarlos como hizo Allah con el pueblo de Sodoma”.

El derecho a la libertad religiosa está normalizado por la ONU desde el año 1948 en sus artículos 2 y 18 de su constitución, que dice: “la libertad religiosa es un derecho fundamental para el ser humano a elegir libremente su religión, o de no creer en la existencia de Dios, sin ser víctima de persecución, discriminación o intento de cambiarle su idea a la fuerza”. Todos los países y estados miembros de la ONU, entre ellos los países árabes musulmanes, tienen la obligación de firmar este decreto y aplicarlo. Ahora bien, ¿Hay libertad religiosa en el Islam? Mi respuesta es clara; No.

 

Es como una cárcel

El Islam es un movimiento social político, dictatorial, dominante, en sentido único, es como una cárcel, muy fácil de ingresar en él, solamente afirmar la declaración de la Fe musulmana “No hay más dioses que Allah y Muhammad su Mensajero”. Sin embargo, es imposible salir de él, (Sura 5:33)Retribución de quienes hacen la guerra a Allah y a Su Enviado y se dan a corromper en la tierra: serán muertos sin piedad, o crucificados, o amputados de manos y pies opuestos, o desterrados del país. Sufrirán ignominia en la vida de acá y terrible castigo en la otra”.

El Islam vale solamente para su época y en el lugar donde nació, en el siglo VII y en la península árabe. El Islam es una ideología y un plan provocador que tiene como fin alterar el orden social mundial y establecer uno nuevo que obedezca a los principios e ideales propios del mismo Islam.

Parece mentira que viviendo en el siglo XXI, aquellos que renuncien al Islam para abrazar cualquier otra religión, viven escondidos, perseguidos y condenados a muerte por apostasía. Los islamistas no creen en el progreso, solo creen en el mensaje de Allah, para ellos es perfecto y no hay nada que lo pueda complementar.

Con todo ello, pensando en Podemos e Islam, cada uno a parte; 1º Podemos como partido político comunista marxista, ateo-agnóstico, niega a Dios (Allah) y la religión, expone o presume a defender, los derechos humanos, la libertad, la igualdad entre hombre y mujer, además, el gran tutor del colectivo Lesbianas, Gais, Bisexuales y Transexuales (LGBT), 2º Islam como es un movimiento religioso tiránico, declara como la única religión verdadera, cree en el único Dios verdadero (Allah) y en su mensajero, Muhammad, la mujer musulmana vive como una ciudadana de segunda frente al hombre, sujeta a la angustia y la adversidad de la poligamia, a la amenaza de un divorcio fácil y arbitrario, aún peor, sometida a golpes, a falsas acusaciones y a la pérdida de la práctica totalidad de las libertades humanas más elementales, el colectivo (LGBT) vive escondido y perseguido.

En principio creemos que Podemos (Comunismo) e Islam están opuestos, de hecho el comunismo ha estado, y está, prohibido en casi todo el “mundo árabe islámico”.

Ahora bien, la pregunta obligada es ¿Qué atrae una mujer musulmana practicante, Nora Baños, con el velo puesto, a un partido comunista, opuesto al Islam, Podemos? Dicho de otra forma ¿Qué une el comunismo con el Islam?

Es verdad, que los dos, musulmanes y podemitas (comunistas), no son incompatibles, pero, los dos, tienen en común el odio y el rechazo total, a la iglesia, a los cristianos y al cristianismo en general, los dos intentan acabar con las doctrinas y las tradiciones judías cristianas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here