La inmigración ilegal en Canarias es el caballo de troya para conquistar España

0
La inmigración ilegal a Canarias es el caballo de troya para conquistar España

El 30 de abril del año 711 fue la fecha de entrada de los musulmanes en la península Ibérica.

Se produjo con el desembarco en Gibraltar (Ŷebel Ţariq- la montaña de Ţariq) de Ţariq bin Ziyad, jefe de la expedición musulmana que inició la conquista de la península Ibérica.

Tariq era lugarteniente del gobernador de Tánger en aquel tiempo, Musa bin Nuşayr, que lideró un ejército de 7.000 hombres musulmanes, todos de origen berebere, guerreros que se ganaban la vida conquistando y matando.

En España los visigodos se encontraban en una lucha interna por el trono entre Águila II y el Rey Rodrigo.

Águila solicitó la ayuda de Musa bin Nuşayr, a través de ‘El Traidor’ Don Julián, gobernador de Ceuta, que ayudó a los invasores musulmanes a entrar en Hispania.

Así acabaron con el reino visigodo en la batalla de Guadalete, dando muerte a su Rey, Don Rodrigo, el 19 de Julio de 711.

En el año 756, Abdul Raђman I llegó a Córdoba, estableció una dinastía y gobernó Al-Andaluz hasta el año 1031.

La islamización fue muy rápida y el número de mozárabes, cristianos en territorio musulmán, se redujo considerablemente.

Se necesitaron más de siete siglos para echar a los musulmanes de España, en el año 1492.

Los españoles deben o debemos dar gracias a los Reyes católicos, a la Reina Isabel la Católica.

Si no fuera por ellos, hasta hoy día los españoles estuvieran obligados a hacer flexiones cinco veces al día, y las mujeres a andar con el velo.

Cinco siglos más tarde, se repite la historia

Hoy día y con el aumento del radicalismo y el fanatismo islámico en todo el mundo, el Islam es una amenaza real para nuestra civilización.

Es uno de los mayores problemas que tiene el mundo actual, y uno de los principales peligros para la paz de nuestra época, especialmente para el Occidente.

En el Occidente en general y en España en particular, la inmensa mayoría de la sociedad, entre ellos políticos y dirigentes religiosos, son ignorantes e ingenuos de los planes del Islam y los musulmanes.

Es verdad que no todos los musulmanes son terroristas, pero no es menos cierto que, hoy día, todos los terroristas son musulmanes.

Actualmente no hay grupos terroristas que asesinan en el nombre de Yahveh, Buda, Jesús u otros. Solo hay grupos musulmanes que matan en nombre de Allah Akbar.

Estoy convencido de que la llegada masiva de inmigrantes musulmanes ilegales a Canarias, es el caballo de troya para conquistar España.

Para los musulmanes, España (Al-Andalus) es una espina en el corazón del Islam, porque “tierra conquistada, tierra musulmana para siempre”, según el Corán.

(Sura 2:191): “Matadles donde deis con ellos, y expulsadles de donde os hayan expulsado”.

Las Islas Canarias atraviesan una de sus mayores crisis en la historia respecto a su seguridad, a consecuencia de la avalancha de pateras con inmigrantes ilegales que llegan al Archipiélago.

Hace veinte años, el perfil del inmigrante eran hombres, mujeres e incluso niños, que venían a España tratando de escapar de la miseria en la que vivían en sus países de origen.

Personas desnutridas que llegaban con llagas en la boca, quemados del sol, con úlceras y heridas de estar tanto tiempo sentados a la deriva.

Hoy día, la mayoría de los ilegales que desembarcan de las pateras en Canarias son hombres jóvenes en edad militar, con buena forma física para combatir.

Por ello, las sospechas hacia estas entradas ilegales en las costas canarias podrían fundarse en varones entrenados para introducirse en España con otros fines. Podrían ser yihadistas.

En Canarias, desde el año 1995 hasta el mes de enero del año 2020, tenemos casi 150.000 inmigrantes marroquíes y subsaharianos.

Desde enero del 2020 hasta la actualidad, han llegado más de 18.000 inmigrantes ilegales.

Es decir, superan el número de los policías nacionales y guardias civiles que hay en Canarias, que son solo 7.000.

La pobreza no es la causa principal del radicalismo islámico

En Canarias, algunos de esos inmigrantes ilegales son sorprendidos secando billetes de 50 y 20 euros al sol, porque se les moja el dinero durante el trayecto hasta las Islas.

Los musulmanes más fanáticos dentro del Islam son los jeques multimillonarios, los golfos de los países del Golfo que están podridos de dinero.

Arabia Saudita, Qatar, Kuwait, Emiratos Árabes, etc…

Algunos políticos canarios confiesan que, más de 10.000 inmigrantes ilegales están alojados en hoteles y apartamentos de lujo, en pensión completa y gratuita.

Si hacemos cuentas en números redondos calculando el coste por persona: 50€ por día, con las tres comidas y sin contar ropa y otros gastos…

Solo la factura de hotel y/o apartamento por día para 10.000 inmigrantes ilegales, por 50€ al día, da un total de 500.000€ diarios.

Con este dinero podríamos ayudar a nuestra gente, nacionales y extranjeros que residen legalmente en Canarias, que están ya padeciendo necesidades sociales y económicas.

Canarias roza la miseria como nunca antes se ha visto ni sentido en nuestro patria, que ya tiene un casi 30% de paro o más, por culpa de la pandemia del coronavirus.

El problema no está en a la emigración, sino en la integración

Es muy difícil la integración de los musulmanes en la sociedad Occidental, porque habitualmente viven juntos en comunidades cerradas (guetos), practicando su religión, costumbres y tradiciones.

No están dispuestos al cambio. Al contrario, quieren imponer su religión, costumbres y tradiciones en las sociedades donde viven.

¿Quiénes cometieron los crímenes del 11-S, 11-M y 7J? ¿Quiénes asesinaron en Londres y París? Fueron hombres de origen árabe musulmán, europeos de segunda y tercera generación.

Porque en el Islam no separan la política y la religión, van juntos. Hasta en los derechos humanos aplican la Ley Islámica.

Por ello, el gobierno Español debe vigilar los guetos musulmanes, exigirles la integración en la sociedad española y el respeto de nuestras tradiciones y costumbres.

Hay que enseñarles sus obligaciones antes de facilitarles derechos.

Por otro lado, quien crea que Daesh o el Estado Islámico de Irak y Siria se ha acabado, está equivocado. Daesh perdió su territorio, pero no su fuerza ni sus aliados.

La gran mayoría de los partidarios de Daesh están en Turquía y en el norte de África; en Libia, Argelia, Marruecos y Mauritania, esperando la oportunidad de entrar en Europa, pasando o quedándose en España. Otros ya están dentro.

Por lo tanto, España debe controlar la inmigración ilegal musulmana. Hay que investigar todos los inmigrantes, uno por uno. No se puede dejar la puerta abierta a cualquiera.

Quienes están detrás de toda esta ola de inmigración son los golfos del Golfo; la Turquía de Erdogan, que es un radical musulmán que aspira la vuelta del imperio Otomano musulmán.

Y, sobre todo, el Gobierno de Marruecos, que ha diseñado un vasto plan militar, diplomático y económico, contra el pasivo y tolerante pueblo español.

Su objetivo final es extender su soberanía a los territorios españoles de Canarias, Ceuta y Melilla.

El día que Marruecos decida crear un conflicto social en nuestro archipiélago, lo tiene bastante fácil, porque sus tropas ya las tiene en nuestro territorio.

Algunos de sus miembros tienen móviles no detectables, solo les falta armarlos.

Si no ponemos fin a la inmigración ilegal, seremos rehenes de por vida del Reino Alauita y de algunos países subsaharianos.

África necesita ayuda y, como humanos, debemos dársela en sus respectivos países, pero con fronteras cerradas, controladas por la Unión Europea y, diferenciando entre asilo político, emigración ilegal e invasión islámica.

Una Europa Islámica significaría una Europa sin libertad y sin democracia, un territorio desierto económicamente, una pesadilla intelectual.

Espero que la inteligencia del gobierno español socialcomunista no esté favoreciendo y amparando todo este conflicto inmigratorio, para obtener votos (bobos) de algunos inmigrantes legales residentes, renovando el papel de Don Julián ‘El Traidor’.

Más información:

Raad Salam Naaman, “Este es el Islam”, editorial Monte Riego, 2015.

Raad Salam Naaman “Todo Sobre el Islam”, editorial Monte Riego, 2013.

Raad Salam Naaman, “Desvelando el Islam”, editorial Monte Riego 2012

Raad Salam Naaman

Cristiano católico caldeo de origen iraquí.

Doctor en Filología Árabe, Estudios Árabes Islámicos y Ciencias Religiosas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here