inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 19 de septiembre de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
03/04/2009 - Pablo de Santiago Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
La tercera revolución del cine
Pablo de Santiago

El mundo del cine va a cambiar para siempre. Estamos en el mes del estreno de una película que supone un paso más hacia la generalización del cine en tres dimensiones. Se trata de Monstruos contra alienígenas, un divertido film de animación para toda la familia. La tecnología empieza a ser la gran apuesta de la industria del ocio y el entretenimiento, como una alternativa clara a las pérdidas de espectadores e ingresos que supone el aumento generalizado de la piratería. Esta película será la primera de animación hecha directamente en el formato de 3D, y viene a completar el revolucionario cambio tecnológico, ya vislumbrado en filmes como Viaje al centro de la Tierra o Beowulf. De cualquier forma, hay que olvidarse de las mal llamadas películas en 3D de los años 60, ésas en las que toda la historia estaba hecha para causar sensaciones efectistas en el público, el cual además acababa mareado por culpa de las horribles gafas de plástico que tenía que ponerse. Ahora se trata del último hito tecnológico, y todo apunta a que estamos ante el comienzo de una nueva era en el cine.

Esa es la opinión del director ejecutivo de Dreamwoks Animation, Jeffrey Katzenberg, una de las personas más influyentes del mundo del cine. En el pasado mes de noviembre, Katzenberg vino a Madrid para hablar de la tecnología 3D. Tuve el privilegio de escucharle y hablar con él. El cineasta afirmó: “Comienza una nueva época. En los años 20 llegó el sonido y en los años 30 el color. Ahora, siete décadas más tarde, entramos en el tercer cambio revolucionario del cine: el 3D”. En la época de mi padre no había tecnología para películas en tres dimensiones, por eso la calidad era mala, la imagen estaba desenfocada, producía dolor de cabeza, etc. Ahora las gafas son de tecnología punta, los proyectores de antes han sido modificados, etc. Todo se resume en la palabra ‘Digital’. Y, según él, hacer estas películas no es caro: sólo supone un aumento del 10% del presupuesto. De todas maneras, según los datos, es cierto que aún habrá que esperar algún tiempo para que se implante el formato en 3D en todo el mundo. Katzenberg comentó que en Estados Unidos hay actualmente sólo 2.500 pantallas -de un total de 7.500- capaces de exhibir películas en este formato. En España estamos un ‘poquito’ más atrasados, aunque la empresa Cinesa acaba de anunciar que ofrecerá 32 salas de 3D en toda España. La razón es que se prevé que este año lleguen más películas de este tipo a nuestro país, como Ice Age 3, Dawn of the Dinosaurs, Up, G-Force o Coraline. Y en diciembre se estrenará la gran estrella, Avatar, esperada película de James Cameron, quien se ha hecho de rogar más de diez años tras su monumental Titanic. Además hay otros cineastas de gran prestigio que ya están trabajando en el 3D, como Steven Spielberg, Robert Zemeckis o Peter Jackson. Por este motivo, Katzenberg no duda del éxito: “Veremos con mucha rapidez que las películas se hacen de este modo. Creo que hasta los pequeños dramas se harán en tres dimensiones. Cinco años después de que se inventara el color, todas las películas se hacían en color. Lo mismo sucederá con el 3D, aunque con algo revolucionario siempre se genera mucho debate. Pero ahora no se trata de un parque temático, no es un juego”. Y aún hay más: según nos comentó este visionario del cine, en un futuro no muy lejano las películas en 3D se pondrán ver… ¡sin gafas! O sea, el no va más.
 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic