La ‘Marcha de los Indignos’ revienta Madrid

0
image.jpg
Los manifestantes del 22-M lo hicieron en su inmensa mayoría con ánimo pacífico pero no es menos cierto que un gran porcentaje justifica, cuando no alienta, esa violencia. Ningún representante de IU ha condenado a los terroristas urbanos que iniciaron los enfrentamientos, pero es que algunos líderes de izquierdas, como Cañamero, se ha despachado con unas declaraciones contra el gobierno llamándole torturador y maltratador del pueblo. Con declaraciones contra la policía diciendo que no puede estar en las manifestaciones cerca de los manifestantes porque eso es una provocación. Y declarando que hay que echar al gobierno aunque tenga el voto del pueblo.
 
La marcha de la dignidad paso a llamarse la ‘Marcha de los Indignos’ cuando un impresentable como Willy Toledo que sigue admirando la dictadura de Castro y que "aplauden las tropelías del castrismo", se puso a leer el ‘Manifiesto por la Dignidad’, cuando este indignante señor y la mayoría de los que encabezaban la marcha defienden y hacen apología de un régimen tan indigno como el de los hermanos Castro en la isla caribeña.
 
Y es que si los organizadores, según reza ese manifiesto, consideran que el sistema en el que vivimos "necesita la represión para mantenerse y que debe ser superado con la lucha en la calle", que "los distintos Gobiernos se sitúan fuera de la legalidad", que al "capitalismo le sobran las libertades y los derechos" y que estamos en "un régimen y unos gobiernos que nos agreden y no nos representan", ¿qué podemos esperar que suceda en la manifestación? Pues lo que sucedió, ni más ni menos.
 
La violencia no fue casual, fue premeditada, organizada y ejecutada conforme a un plan. Los 67 policías heridos dan fe de ello. Todos vimos como apaleaban masacraban y perseguían a nuestra policía como manadas de hienas sedientas de sangre y de muerte.
 
Los policías desplegados el 22-M están convencidos de que hubo órdenes expresas para evitar que ningún radical terminara dañado. La culpa la tiene directamente el impresentable Ministro del Interior, porque seguramente dio la orden de que no se empleara todo el material antidisturbios necesario para detener las hordas de violentos.
 
Lo que es preocupante ver como un supuesto Gobierno de derechas se arruga como una oruga en el mismo instante en que ven asomar por una esquina las hordas de extrema izquierda y son incapaces de defender el orden público. Y mientras los ciudadanos que dieron la mayoría a Mariano abandonan hartos de un personaje que no gobierna y que está preparando con su ineptitud una ‘alfombra roja’ para que vuelva un nuevo Frente Popular al Gobierno. 
 
Y para finalizar me gustaría terminar recordando una cita de Lenin: "La democracia es una forma de Estado, una de las variedades del Estado. Y, por consiguiente, representa, como todo Estado, la aplicación organizada y sistemática de la violencia sobre los hombres".

Por cierto, ¿ ven alguna diferencia con los discursos de los organizadores de las Marchas por la Dignidad? 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here