Pablo Iglesias Superstar

0

He estado viendo la película Jesucristo Superstar (1973), con renovado interés. La música, por supuesto, es excepcional. Pero lo que más me ha llamado la atención, es la entrada de Jesús en Jerusalén, cantando el Hosanna. En la película, Caifás, el sumo sacerdote, le pide a Jesús que se calle, que no incite a la rebelión a las masas. Y Jesús le responde que nada se puede hacer para impedir las voces del pueblo. Que si se le acallara de alguna manera, las piedras y las rocas comenzarían a clamar y a cantar.

Y me ha venido a la cabeza ese otro Superstar que tenemos en España, clamando en las televisiones, los mítines y el Parlamento. Ese otro que llama a las masas, a la “gente” que solo él representa, para desbancar a los ricos, a los poderosos, a la casta que nos oprime y nos coarta. Que impone los recortes, que impide a las naciones su derecho a decidir, que utiliza el Tribunal Constitucional y las instituciones como armas para sojuzgarnos y para secuestrar la Democracia. Y, cualquiera que le escuche, igual que al Superstar de la película, le da la razón. Es verdad, nos están imponiendo cosas que no queremos, que no votamos, que no aprobamos y que no controlamos.

Pero, ¿no es esa la esencia de la Democracia? ¿No son los ciudadanos que votaron la Constitución de 1978 respetables? ¿No son los que apoyaron a Felipe González y a Manuel Fraga en nuestra entrada en la CEE (luego, UE) tan ciudadanos como los que ahora nos quejamos de que nuestra soberanía nacional está recortada por Bruselas? ¿No debemos respeto a los votantes del PP y del PSOE, que apoyaron una economía basada en el ladrillo, y que hicieron varias regularizaciones de la inmigración ilegal venida a trabajar en la obra? ¿Acaso debemos echar la culpa de los recortes a los votantes mayoritarios del PSOE de Zapatero y del PP de Rajoy? ¿Es que son unas Legislaturas pasadas con casi 300 diputados entre socialistas y populares instrumentos de la casta, y sus votantes meras marionetas de no se sabe qué malvados privilegiados?

Pues es Pablo Iglesias Superstar quien se ha levantado contra los demócratas de los años 1980, 1990 y 2000, para clamar en el Desierto por lo que se votó y decidió en aquellos tiempos. Es la rebelión de los demócratas de ahora, los milennials, contra los demócratas de entonces.

Yo, lo siento mucho por los votantes de Unidos Podemos, pero 5 millones no pueden invalidar lo que aprobaron gobiernos votados por 11 millones como algunos del PP y del PSOE. ¿O es que los ciudadanos de ahora son más importantes que los de antes?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here