La burda trampa de ‘Los pactos de la Moncloa’

0

Al objeto de hacer corresponsables del desastre económico que se avecina, Sánchez ha convocado a todos los partidos a una reunión para los Pactos de la Moncloa

Los pactos de la Moncloa, por Roberto Centeno

Realmente uno no puede por menos de indignarse viendo al osito panda de Casado, que se autodenomina  pomposamente “ líder de la oposición, firmando uno tras otros cheques en blanco con el guerracivilista  y traidor a su Patria, Pedro Sánchez; éste se lo agradece con insultos y desprecios públicos que claman al cielo. Casado ni es líder ni nada que se le parezca, es simplemente un cobarde. Un cobarde ante un canalla que está preparando un golpe de Estado para convertir España en una República bolivariana; algo ante lo que Casado, exactamente igual que su indigno jefe Rajoy los nazis de la Generalitat, prefiere mirar para otro lado.

No hay precedentes ni en la historia de España ni en la de Europa de un jefe de gobierno que mienta a todos con el descaro de ese infame. Y es que estamos ante un problema de brutal ambición de poder; de carencia total de escrúpulos; de una facilidad pasmosa para mentir amplificada por los grandes medios de comunicación que han sido sobornados con dinero público. Un dinero que se ha robado a los autónomos y a las pymes, a los que no se permite trabajar. Añadir toda esa chusma de twitteros dedicados a expandir bulos en las redes a tiempo completo, y todos los tertulianos ignorantes y apesebrados que pueblan todas las grandes televisiones.

Pero a pesar de eso, a pesar de los insultos y el ninguneo  que recibe cada día, Casado ha sancionado con su voto a favor toda la negligencia criminal de este gobierno filocomunista, clamorosamente demostrada porque somos record mundial en muertes por habitante; record mundial en sanitarios contagiados por habitantes; y record mundial de contagiados totales por habitantes. EL GOBIERNO NO SOLO LO HA HECHO TODO MAL, ES QUE ADEMÁS ES IMPOSIBLE QUE LO HUBIERA HECHO PEOR. Casado ha colaborado con su voto favorable a llevar adelante esta estrategia criminal.

 

Se han hecho eco de la negligencia criminal

Toda la prensa mundial desde el New York Times a Le Monde, desde el Gardian al Bild, se han hecho eco asombradas de la negligencia criminal del gobierno filo comunista de Sánchez en el tratamiento de la crisis. Un resumen de la misma es el realizado por Bloomberg, la mayor agencia de noticias económicas mundial. “El primer ministro Sánchez ha cometido un cadena de errores inauditos en el tratamiento de la crisis; uno de los más importantes fue el alentar una serie de manifestaciones de feministas de izquierda el 8 de marzo, cuando la pandemia era ya perfectamente conocida y visible. Esta increíble imprudencia  es la que ha llevado a España a tener la tasa de mortalidad mas alta del mundo”. Bien, pues esto que Casado parece no ver, lo ve absolutamente todo el mundo.

Y ahora viene la peor parte. Al objeto de hacer corresponsables del desastre económico que se avecina, ha convocado a todos los partidos a una reunión en Moncloa. Encuentro que pomposamente denomina “nuevos pactos de la Moncloa”. Casado está pensando en asistir. Algo realmente alucinante. Si tuviera las mínima idea de lo que fueron los pactos de la Moncloa de 1977, este cretino se daría cuenta de que no tiene nada que ver con la situación actual. Aquellos pactos se realizan sobre la base de un programa de emergencia que ese desastre con patas llamado Adolfo Suárez había encargado después del hundimiendo al que su incompetencia oceánica había llevado a nuestra economía; solo año y medio antes el general Franco había dejado en perfecto estado de revista.

 

 

Estudio en el 77

En Junio de 1977, cuando se celebran las primeras elecciones generales que gana UCD, la situación económica era insostenible. La tasa de inflación era del 40%; el paro había pasado del pleno empleo con Franco a 900.000 parados; el déficit exterior de tener superávit a ser el triple de las reservas de oro y divisas del Banco de España; y bancos y empresas habían acumulado deudas tales que estaban al borde de la suspensión de pagos. En Julio nada mas formado Gobierno, éste encarga al Profesor Enrique Fuentes Quintana, el mejor economista de todo el sXX, y su equipo al que tuve el honor de pertenecer al frente del área de enrgía, la redacción de un Plan de Urgencia Económica que evitase el colapso de la nación.

El programa iba dirigido a realizar una reforma fiscal a corto plazo; a situar los salarios por debajo de los precios; a frenar la expansión de la masa monetaria y a una drástica reducción del déficit presupuestario que el inepto de Adolfo, que apenas sabía sumar, había llevados a límites disparatados. En octubre, Fuentes entrega un Programa de Urgencia en un documento de 101 folios. En las semanas siguientes fue analizado y debatido por todos los partidos políticos con representación parlamentaria. El primer objetivo era controlar la inflación que tan gravemente incidía en la inversión y en el empleo. Para ello se frenaba drásticamente el crecimiento de la masa monetaria y los gastos del Estado y de la Seguridad Social.

El pacto se concretó en los 109 acuerdos de la Moncloa, que daban absoluta prioridad a la llamada política de saneamiento (precios y salarios, medidas urgentes de carácter fiscal, presupuesto y medidas monetarias). En tanto que las reformas estructurales, salvo la fiscal, quedaron como “decisiones a tomar en su día” que al final la mayoría nunca se realizaron. Solo salió adelante una de mis propuestas, la nacionalización de la red eléctrica de alta tensión, algo imprescindible para el buen funcionamiento del sector, y que se concretaría en la empresa Red Eléctrica. El tema dio lugar a un duro enfrentamiento con el ministro de Industria, don de fuentes mantuvo hasta el final mi propuesta. Sin  embargo todas las relacionadas con la competencia en los sectores esenciales nunca se realizaron, razón por la cual hoy tenemos los precios de la electricidad, del gas y de los carburantes al nivel mas alto de Europa. Meses después Fuentes Quintana presentaría su dimisión irrevocable.

 

Diferencia abismal

Como puede verse la diferencia con lo que se pretende ahora es sencillamente abismal, ya que no existe plan algún ni redactado ni en la mente de los convocantes, excepto como decía la semana pasada en el diario el Mundo el hijo de Satanás de JoseBorrel, al que pillaron trincando en Abengoa, “habra inevitablemente que capitalizar empresas con nacionalizaciones, aumentará el tamaño del sector publico y del estado y se aumentaran significativamente todos los impuestos”, y es que ya ni siquiera se molestan en disimular de cuales son sus intenciones: convertirnos en la Venezuela de Europa.

Por ello y como afirma el sociólogo Amando de Miguel  y ha exigido Santiago Abascal “ lo primero para salir de la crisis es destituir al Gobierno y procesarlo después”, algo que si no fuera un redomado cobarde, entra dentro de las atribuciones y obligaciones del Rey. Lo único que pretende Sáche3z con esta reunión es hacer corresponsables del desastre económico a la totalidad de partidos políticos.

 

Un desastre económico que se concretará en cuatro puntos:

  1. Seremos record mundial en caída del PIB, Un 15% en 2020.
  2. Seremos record mundial en paro. Un 28% a fin de año.
  3. Seremos record mundial en incremente de deuda. El 140% del PIB a fin de año, lo que aparte de arruinar a esta generación arruinará a las futuras generaciones de españoles durante los próximos 50 años.
  4. Esto señor Casado es de lo que Sánchez quiere hacerle corresponsable. Por ello, la única respuesta posible por parte de la oposición que debería actuar conjuntamente, sería en primer lugar no ir a la reunión trampa del Jueves por la sencilla razón que no hay un solo documento para discutir, y en su lugar contestar al esa mentira con patas que es Sánchez, que están dispuestos a aceptar unos Pactos de la Moncloa pero de verdad, como los de Octubre de 1977.

Y para ello es preciso encargar a los mejores profesionales de este país el preparar un Plan de Emergencia Económica sin ninguna connotación política, y una vez que ese Plan esté disponible (dos o tres meses) reunirse en Moncloa todos los partidos políticos para consensuar su aprobación. Esto es exactamente lo que acaba de hacer el gobierno italiano, que han copiado íntegros nuestros Pactos de la Moncloa: han encargado al CEO de Vodafon el economista italiano de mas prestigio, el preparar un plan de salida de la crisis para Italia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here