inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 24 de septiembre de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
11/10/2012 - Juan Julián Elola Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Ver además...
Vivir Madrid
Acoso a la Giner de los Ríos
Me vais a perdonar, pero no voy a hablar de crisis...
Ganó Obama. Algo está apunto de suceder
2009, año de Darwin
Navidades de Carnaval, enero de Cuaresma
Medidas económicas
La visir-esa que quería ser califa
Internet y las nuevas tecnologías son seguros
¿Eres clase media?
Más Europa
Sin marcha atrás
Tasa de basuras: nuevo impuesto en época de crisis
Vuelve la liga
Felicidades
2009: el año de la crisis
Y los niños sin ordenador...
Dichoso Eurovisión
Estosololoarreglamosentretodos.org
La reforma sanitaria de Obama
El Partido Popular ha perdido el norte
El Severo Ochoa sin transporte escolar
Primarias en el PSOE madrileño
Debate sobre la Huelga General del 29-S
Trabajar más, cobrar menos
DeudaMadrid
¿Eres de los Reyes o de Papá Noel?
La Ley Antitabaco salvará miles de vidas
Madrid está lleno de baches
Nuestra sanidad, ejemplo para EE.UU.
El doctor Montes sigue siendo inocente
Cuando lo urgente no nos deja hacer lo importante
Cambios en la política española
Reforma de la Constitución
Va por ustedes ‘maestros’
Entrevista a Juan Julián Elola, Ex-diputado socialista
El año que vivimos peligrosamente
Listas abiertas, ¿igual que en el Senado?
Oh, rara Navidad
Kim Dotcom
Cuando el trabajo fijo dejó de serlo
Rutina
Si pagas con cacahuetes...
Para mejorar la educación: más inversión

El Ministro Wert ha garantizado que reducirá el gasto en Educación del 5 al 3,9 % del PIB. Hace muy poco aumentó hasta 40 el número de alumnos por aula. Al tiempo presenta una nueva reforma educativa que, asegura, persigue el objetivo de mejorar la calidad de la enseñanza. Las medidas son contradictorias entre sí y completamente incompatibles para la mejora del sistema. España es de los países de la OCDE con menor inversión en educación. Nuestros alumnos salen “más baratos”, y eso tiene que ver con que tengamos peores resultados. Los sistemas con mayores logros tienen como característica un menor número de alumnos para cada aula y una mejor dotación de materiales y de clases prácticas, lo que implica, necesariamente, una mayor asignación económica. Las políticas que persiguen mejorar deben seguir esa línea, si se quiere ser consecuente con el propósito a alcanzar.

Este comienzo de curso el Gobierno, por el contrario, intenta suplir esta falta de medios anunciando un aumento de los exámenes, una mayor carga lectiva y recuperando la famosa reválida, que nos retrotrae a los años 60. Medidas que además comenzarían a aplicarse en 2015. Como si someter a los chicos a más pruebas previas a su graduación y a más cantidad de materias básicas, pudiera sustituir a la mejora en la formación del profesorado, y a una mayor posibilidad de atención personalizada, bajando la ratios entre maestros y alumnos.

Si nuestras cifras de gasto son bajas y nuestra calidad también, no es admisible pretender corregir esta desviación con leyes, sino con mayor inversión. Incluso en épocas de crisis. Resulta incongruente que se produzcan recortes en educación en el mismo Consejo de Ministros que se aprueba un aumento del gasto militar para 2012 de un 30%. En paralelo, la caída del 25,6% en la inversión en I+D ahoga el futuro de muchos estudiantes, y nos devuelve al “Que inventen ellos”. En Francia aumentará casi un 10%. La Política es la encargada de establecer prioridades en la asignación de recursos, y esta distribución, que antepone lo militar sobre lo educativo, no parece que sea la más adecuada.

Como cortina de humo afirman que los chicos deben estudiar separados de las chicas (pretendiendo hacer ver que eso influye en el aprendizaje), y surgen dos debates improductivos sobre el tema autonómico, que tanto ha rentado a determinados partidos nacionalistas tanto en Cataluña como en Castilla. Por un lado el reavivado debate sobre la identidad y la independencia catalana que, como el Guadiana, aparece y desaparece a golpe de convocatorias electorales. Y por otro, la discusión sobre si las autonomía deben fijar el 65 o el 75% de contenido propio. Nadie se extraña en EEUU que cada Estado enseñe a sus alumnos la historia concreta de ese estado, su forma de gobierno y sus instituciones representativas. Aquí seguimos debatiendo sobre esto, en lugar de encontrar métodos para mejorar la enseñanza de todos.

Una educación pública de calidad, dotada de suficientes recursos económicos, materiales y personales, capaz de atender y motivar a los alumnos por debajo de la media, pero también y de forma específica, estimular y brindar la oportunidad de ir más allá  a aquellos con mayores inquietudes, sería el mejor paso para que muchos no abandonasen sus estudios de manera prematura. Eso implica más dinero; es de sentido común.









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic