Unos Presupuestos estalinistas: expolio, empobrecimiento y despilfarro

0
Presupuestos estalinistas

Los Presupuestos estalinistas para 2020 del PSOE y Podemos pasarán sin duda a la historia del despropósito y del robo fiscal.

Los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2020, con “impacto de género y perspectiva de clima” -algo tan delirante  y estrafalario que jamás visto en la historia hacendística del mundo civilizado-, y que han empezado a elaborar los estalinistas totalitarios del PSOE y la secta comunista chavista de Podemos,  pasarán sin duda a la historia del despropósito, de la incompetencia, y del robo fiscal más descarnado que ha sufrido jamás el pueblo español.

La ignorante y sectaria ministra de Hacienda Montero, una analfabeta funcional hasta la médula para quien los PGE solo significan “expoliar y despilfarrar” -porque como afirma la Vicepresidente “el dinero público no es de nadie”-, ha destacado en primer lugar el carácter “inclusivo y transversal” de los mismos, algo que da perfecta idea de la indigencia mental y el feminismo fanático de la doña. Esta patochada solo supondrá la realización de montones de informes ridículos, pero en si misma aparte de convertirnos en el hazmerreir de Europa, no tendrá consecuencias mayores.

Sin embargo, el punto siguiente “transversalidad”, es harina de otro costal porque su finalidad es nada más y nada menos que  crear “un nuevo modelo de crecimiento económico equilibrado, inclusivo y duradero”. Lo que unido a los disparatados objetivos de la política climática, que supondrán la destrucción de la industria del automóvil (el 10% del PIB), de la industria del aluminio, de la siderúrgica etc, aparte de a la energía eléctrica más cara de Europa y del mundo occidental, supondrá la desindustrialización total y convertirá España en un país de enchufados públicos, especuladores y camareros.

En 1975 a la muerte del general Franco, la industria española representaba el 36% del PIB. Teníamos una poderosa industria naval, una poderosa industria siderometalúrgica, química, textil, agroalimentaria, y la mayor flota pesquera de Europa y la segunda del mundo. En 1985 el partido socialista decidido a entrar como fuera en la entonces Comunidad Económica Europea, aceptó unas condiciones draconianas que no se le han impuesto después a ningún otro país: desmantelar nuestra industria para favorecer a Alemania, desmantelar nuestra cabaña lechera, nuestra flota pesquera y numerosos cultivos para favorecer a Francia; y luego, por puro sectarismo ideológico, desmantelaron cuatro centrales nucleares gigantes casi terminadas que produciría la electricidad a la décima parte del coste de las energías renovables.  A día de hoy la industria española es solo el 15% del PIB, y los PGE social-comunista quieren reducirla al 5%.

Fíjense algunas de la ideas de esta auténtica plaga bíblica totalitaria sectaria e ignorante que nos gobierna. El ministro de Comercio, el comunista Garzón, afirma que “el consumo en España debe seguir la pauta de Cuba , el mejor ejemplo de consumo sostenible del mundo”, es decir, la cartilla de racionamiento. El ministro de Pensiones y Seguridad social,  Jose Luis Escrivá, gran experto en  infamia a cambio de poder, propone solucionar el problema de las pensiones trayendo a 5 millones de inmigrantes de África. Y este es el listo. La ministra de Defensa, que no es más tonta porque no entrena,  se niega a vender armas y bombas a países de Oriente Medio “porque matan a la gente”. Por otro lado, y a pesar del temporal de frío que sufre España ha declarado la emergencia climática e imponer “la perspectiva del clima a todos los sectores productivos”. No sabemos que será eso, pero témanse lo peor. Y estos ignorantes los justifican por lo que llaman “el consenso generalizado de la comunidad científica que reclama detener el calentamiento global”. Una patraña gigantesca porque no existe ningún consenso científico sobre el calentamiento global, y si no se lo creen salgan a dar una vuelta por la calle esta noche. En el año 2010 los calentólogos de la ONU aseguraron que en España ya no habría nieve en las montañas en 2020. Echen Ud un vistazo y juzguen por si mismos las afirmaciones de estos locos comunistas que no van a llevar a la miseria y al hambre.

Como afirmó el Presidente Trump en Davos con dos metros de nieve, ante la mayoría de líderes y toda la prensa mundial, “tenemos que rechazar a los eternos catastrofistas y sus predicciones de apocalipsis. Estos herederos de los insensatos adivinos del pasado, predijeron una crisis de sobrepoblación en los años sesenta, una hambruna masiva en los años setenta, el fin del petróleo en la década de los 90. Estos izquierdistas radicales siempre exigen lo mismo: poder absoluto para dominar, transformar y controlar cada aspecto de nuestras vidas . Nunca dejaremos a los social comunistas destruir nuestra economía, destruir con nuestro país y acabar con nuestra libertad”. Que es lo que se proponen  hacer con España los estalinistas del PSOE y la banda comunista bolivariana de Iglesias.

Pero lo más grave de todo en el inmediato es lo que llaman igual que en la Venezuela de Maduro “una política tributaria justa y progresiva estableciendo mecanismos de redistribución de la riqueza”, es decir el robo masivo a los españoles de sus bienes y haciendas. El diluvio de impuestos que van a recaer sobre las familias españolas va a ser el mayor de nuestra historia, cuando la presión fiscal total sobre la familia media española (matrimonio y dos hijos), es la tercera mas alta de toda la OCDE. En los presupuestos, las comunidades autónomas han inaugurado el año creando 11 impuestos nuevos, y los bancos en espera de los impuestos que estalinistas y comunistas dicen que recaerán sobre ellos, y que trasladarán de inmediato a sus clientes ha elevado desde el pasado día dos la mayoría de la comisiones que cobran por sus servicios.

Solo hay una certeza con estos presupuestos estalinistas: el 80% de las familias españolas será más pobre a final de 2020 que a día de hoy, el número de parados subirá en más de 300.000, el déficit seguirá fuera de control con más de 100.000 nuevos enchufados públicos, y el mayor endeudamiento que Sánchez va a pedir a Bruselas arruinará a las próximas generaciones de españoles durante los próximos 50 años.  De todas maneras esto es lo que una mayoría de españoles ignorantes o desinformados ha votado. ¿Es que ya no se acuerdan la ruina que trajo el gobierno Zapatero?, pues es una broma comparada con  la que traerán estalinistas y comunistas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here