inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 11 de diciembre de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
26/11/2018 - Roberto Centeno Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 1 puntos1 puntos1 puntos1 puntos1 puntos   1 voto
La rendición de Sánchez en Gibraltar: un desastre histórico
El chulo de bolera, botarate y guerra civilista Sánchez, al que Rajoy regaló la presidencia de la nación sin pasar por las urnas, ha protagonizado como no podía ser de otra manera, dada su absoluta falta de preparación y su cobardía ante los poderosos, una bajada de pantalones histórica, cediendo en forma inaudita los derechos y las posiciones de España sobre Gibraltar.

El desprecio y la carcajadas de nuestros socios en Bruselas han sido la más triste demostración de lo bajo que este miserable ha hecho caer a nuestra gran nación, la quinta potencia económica de Europa. Hasta la presidenta de Lituania, donde España tiene destacadas unidades de élite para defenderle supuestamente de Rusia, preguntada el domingo al inicio de la reunión definitiva del Brexit por el levantamiento del veto por parte de España, afirmaría riéndose “ puedo bromear porque el tema lo merece, hemos prometido prometer, y el presidente Sánchez se lo ha creído”.

Este patán iletrado que se ha hecho con el poder en España gracias a la chusma bolivariana antiespañola y anticristiana de Podemos  -la 'hez de la sociedad española', en palabras de Antonio García Trevijano, el más grande pensador político español de todo el sXX- a los nazis de la Generalitat , los eternos traidores del PNV y los proetarras de Bildu, ha renunciado al derecho de España de negociar bilateralmente con Gran Bretaña sobre Gibraltar que ha durado 300 años, manteniendo a toda costa una cláusula en el artículo 184 del acuerdo del Brexit, donde queda claro que el futuro de Gibraltar dependía de España, cláusula que ya había sido incluida y que Teresa May, que le da sopas con honda al imbécil de Sánchez, con la connivencia de Junker y Tusk que le desprecian totalmente ( el nuevo chico como le llama Junker), la suprimieron con nocturnidad y alevosía.

Y este infame, que lo tenía sencillísimo porque hasta el cobarde de Rajoy había conseguido hace un año el derecho de veto sobre el Brexit, lo que daba a Sánchez un poder de negociación absoluto particularmente en los temas de circulación de personas y el control del paraíso fiscal que es Gibraltar, lo ha tirado por la borda a cambio de lo que eufemísticamente él y sus palmeros llaman una triple garantía: una declaración de la Comisión Europea según la cual el artículo 184 no es aplicable al ámbito de la definición territorial y que es papel mojado ya que carece de validez jurídica alguna; un falso pacto con Reino Unido que Teresa May ha negado que exista, y según el cual el citado artículo no afecta a Gibraltar; y unas cartas del borracho de Juncker y el enemigo de España Tusk, una marioneta de Merkel y al que nadie que no valen ni el papel en que están escritas y con las que la premier británica se limpiará el trasero. No cabe un mayor grado de indignidad y de mendacidad.

 

Pero en honor a la verdad hay que explicar a los españoles que este acto de traición a nuestra soberanía, el chulo de bolera no está solo, le acompaña el IBEX al completo, todos los grandes bancos y empresas españolas a quienes España les importa una higa, sin darse cuenta de que este gobierno totalitario, antipatriota e ignorante nos llevará a todos a la ruina. Para las empresas del IBEX lo importante es cerrar una acuerdo con Gran Bretaña donde tantos intereses tienen y al lado de eso la defensa de la soberanía de España en  Gibraltar les resbala.  Un caso particularmente sangrante es del grupo Prisa y el diario El Pais, que son el medio de comunicación que más daño ha hecho a la nación española en los últimos 40 años. Es de auténtica vergüenza el tratamiento de El País sobre el tema.    presentando como un éxito rotundo este desastre, aunque teniendo de socios a Telefónica y al Santander con enormes intereses económicos en el Reino Unido, su postura se explica perfectamente.

Pero tal vez no esté todo perdido y al final la Divina Providencia venga en ayuda de este desgraciado país igual que ha ocurrido con la Justicia, donde el canalla de Casado –tres veces traidor, ya que traicionó a sus votantes, a los españoles y a la democracia– decidió entregar el control del Poder Judicial y el juicio a los nazis de la Generalitat al Frente Popular Separatista, a cambio de la inmunidad para que su antiguo jefe Rajoy no fuera juzgado por corrupción y falsedad, y que solo gracias a la inaudita estupidez de Cosidó, portavoz del PP en el Senado, y  el más cretino de todos los cretinos del mundo político occidental, que repartió un whatsapp explicando que los jueces eran unos meros títeres en manos de los políticos, y que la acción de Casado les daba el control de la Sala Segunda del Tribunal Suprema encargada de juzgar los casos de corrupción lo que salvaría a Rajoy , hizo fracasar esta villanía, algo que podría tal vez repetirse en este caso.

En efecto, aunque los líderes europeos han sancionado el domingo el acuerdo de salida de Reino Unido, que tendrá lugar el próximo mes de Marzo, muchos políticos británicos pro-Brexit no están de acuerdo con lo pactado, y May puede ver rechazado el acuerdo cuando lo presente a la aprobación del Parlamento británico, probablemente el próximo día 11 de Diciembre. La oposición laborista en bloque, los liberal-demócratas y el partido nacional escocés ya han anunciado que votarán en contra, con lo que la aprobación de lo pactado en Bruselas está todo menos asegurado. May necesita una mayoría simple de los 650 diputados. Los 315 diputados conservadores representan una parte muy importante pero no todos votarán a favor, y el Parlamento británico no es la panda de paniaguados nombrados por el Ejecutivo de nuestro Parlamento. May necesitaría 40 diputados laborista rebeldes algo nada sencillo. Las casas de apuestas británicas, la guía más precisa del futuro, dan un 60% de posibilidades al triunfo de May. En definitiva tal vez la Divina Providencia ayude de nuevo a librar al sufrido pueblo español del desastre que Sánchez ha pactado.

El desprecio que sienten los líderes mundiales por este mamarracho quedó más de manifiesto si cabe por el fracaso rotundo de su viaje a La Habana, donde se suponía que los suyos le recibirían en olor de multitud. Nada más lejos, solo fue recibido por el presidente honorífico Díaz Canel, pero no por Raul Castro, Secretario General del PPC y la persona que manda en Cuba. ¿Cabe acaso un mayor desprecio? No se pueden volar 7.000 kilómetros en viaje oficial para ser recibido por un segunda fila, por no hablar de los empresarios que estúpidamente le acompañaron y que han vuelto con las manos vacías. ¡Qué vergüenza, qué desprecio a este botarate, pero también a España!. Y eso que había aceptado no reunirse con los disidentes político porque Raúl Castro se lo había prohibido. ¿Pero a qué rayos fue este imbécil a Cuba?, ¿en viaje de novios con su señora?, que no se lo pierdan, la Doña quería hacer un rodeo de 5.000 kilómetros volviendo a España pasando por Islandia, porque no lo conocía y quería hacerse una foto. ¿Pero en manos de quién estamos? Un fracaso escandaloso que los medios en España han silenciado mayoritariamente.

Premios Portada
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic