Telemadrid, secuestrado por una aristocracia sindical

0
Telemadrid secuestrado

El canal de Telemadrid se encuentra secuestrado por los sindicatos y la izquierda le niega a los trabajadores que voten a sus representantes

Imagino que habrán oído o leído que el gobierno que preside Isabel Díaz Ayuso pretende privatizar Telemadrid, subastarla o controlar su línea editorial. Nada más lejos de la realidad. Desde el PP hemos expresado claramente, una y otra vez, que nada de esto está en las intenciones del gobierno de la Comunidad de Madrid.

Da igual. Esta Fake News, como llaman ahora los cursis de lo políticamente correcto a las trolas propagandísticas, está siendo extendida por sindicatos y la izquierda política y mediática. La misma izquierda que se felicita una y otra vez porque Telemadrid tiene la misma audiencia… que en 2013. Cuando, por cierto, la audiencia no debería de ser un criterio para una televisión pública, que no está para competir con las privadas, sino para llegar allí donde éstas no llegan.

Un comunicador imputado por sonarse los mocos con la bandera de España manipula en horario de máxima audiencia para que el agit-prop contra el PP se instale en quienes ven su cadena. El día en el que el parlamento madrileño habla de elecciones sindicales, una radio cuya línea editorial es de izquierdas, confundiendo intencionadamente lealtad institucional con obediencia, inicia la manipulación.

¿Con qué fin? Para ocultar a los madrileños que desde noviembre de 2011 los sindicatos no han permitido a los trabajadores del Telemadrid secuestrado votar. Quienes trabajan en dicha empresa, están secuestrados por una aristocracia sindical. Ésta se encuentra formada por CCOO, UGT y CGT, dispuesta a estar cuarenta años sin convocar elecciones. Con la connivencia de la dirección, que sigue otorgando legitimidad democrática a quien carece de ella.

Como denunció el Secretario General del Sindicato Independiente en la Asamblea de Madrid: ¿Cómo van a hablar desde la izquierda de libertad información o de prensa de Telemadrid hacia el exterior, si no hay democracia en el interior?

Lo cierto es que la izquierda se niega a convocar elecciones sindicales pese a que la realidad de la plantilla no se ajusta a la representación sindical. No vaya a ser que los empleados decidan mandar a algunos sindicalistas que llevan años ocupando el sillón… a trabajar.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here