Tiempos extraños

0
Tiempos extraños

Resulta paradójico que Felipe VI esté en cuarentena por algo que se llama coronavirus.

Sólo van a ser diez días que hubiera firmado su padre de cabeza, en cuarentena más larga, por aquello de las sombras alargadas de los de las togas y las puñetas, en su jaula de oro de Abu Dabi.

Sólo la Infanta Elena, la más borbona de la familia, se ha metido la paliza de ir a visitarlo. Aburrido, según dicen sus colegas de Sanxenxo, nunca pensó el Emérito verse a estas alturas de la vida escapando casi con piel de Lute por el mundo adelante.

Sí, vivimos tiempos extraños donde muere un Maradona, en prórroga, dada la vida llevada y sin ser ejemplo de nada, y casi importa más que los miles de fallecidos por pandemia en el mundo del mismo día. Forofos, vengan de uno en uno, por favor.

Tiempos extraños, mucho, que debe pensar también el poeta Paco Brines, reciente Premio Cervantes, al ver que instagramers y troceadores de frases se hacen llamar poetas. Dónde queda él y otros como él.

Si nos parecía surrealista que la editorial Espasa tuviera que confirmar que el ganador de su premio de poesía existía y no era un robot, vemos que quien pudo pensarlo no iba desencaminado con la posibilidad.

Me explico: aplicación de Google (no diré el nombre): “Si te hubiera gustado escribir poesía, pero no está dentro de tus habilidades o te faltó inspiración, puedes tener una oportunidad con la nueva herramienta de Google.”

La cosa funciona de la siguiente manera: seleccionas tres poetas de la lista (que serán como tus musas, así los llaman), después la estructura del poema (si no sabes a qué coño se refiere, tienes un breve resumen de cada opción con algunos ejemplos).

Eligiendo tres poetas y una estructura, la aplicación te vende que puedes personalizar el estilo de tu poesía.

Eso sí, tú debes escribir la primera línea (que no verso), y te darán tres opciones de continuar sugeridos por cada poeta seleccionado que, cómo no,  puedes rechazar, o sustituir por alguno tuyo, si la inspiración te da para más de una línea… La clave de todo es que lo puedes descargar eligiendo un bonito fondo para las redes sociales.

La verdad es que como experimento de inteligencia artificial resulta interesante; otra cosa es el uso bastardo que se le pueda dar, como ocurre con casi todo: la televisión, el Internet etc… Y es que aprender es tan lento y cansón.

Ad latere. Hoy he recordado y, de alguna manera lo he hecho, aquello que decía César González-Ruano, hoy defenestrado, que un artículo es como un chorizo, que se ata bien por arriba y por abajo y por el medio puedes meter de todo.

Víctor Vázquez

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here