Uberización de los salarios

0
image (24).jpg

El nacimiento, desarrollo y abuso del término “emprendedor” fue la señal de inicio de este proceso de degradación laboral que tiene en este tema un avance más. Pero no será el último. No se trata de la economía colaborativa ni nada similar. Que no os engañen. Es la acumulación del poder y de los beneficios de todo un sector en unas pocas manos. Simplemente, y el abaratamiento del servicio a costa exclusivamente del quebranto de los salarios.

En los últimos años los transportistas han pasado de ser empleados a ser falsos autónomos, hemos cambiado a los tenderos de toda la vida por personal de grandes supermercados, a los propietarios de bares por empleados de franquicias, a los libreros por una empresa de ventas online…. Incluso los dentistas se han visto absorbidos y convertidos en trabajadores de grandes cadenas cuyos contratos y condiciones laborales no tienen nada que ver con lo que eran. Todo ello en una espiral de bajadas (muy importantes) de sueldos y empeoramiento de los contratos. Siempre a peor. Siempre sobre los mismos.

Aplicaciones para móviles se han cargado ya a los mensajeros, y no creo que nadie necesite que le explique en qué se han convertido. Es de una brutalidad social aplastante el vídeo en que un repartidor en bicicleta reflexiona sobre los “esclavos del consumismo”. 

Ahora van a por los taxistas. No se   trata de mejorar el servicio. No se trata de “economía colaborativa”, que sería una forma de reducir los precios acercando a los consumidores y los proveedores del servicio y facilitando la difusión y distribución de los productos. Se trata de que una persona (o unas pocas) se haga con los ingresos que antes se repartían entre miles de taxistas. La concentración de esos beneficios podría ser la causa de la bajada de los precios: si el empresario tiene muchos vehículos, puede permitirse ganar menos con cada uno. Pero no, la reducción de los costes es posible porque el conductor sufre unos horarios muy amplios y con un sueldo muy bajo. Es explotado, en otras palabras, bordeando la legalidad vigente. No creo que esa deba ser la evolución de nuestro mercado laboral.

En los últimos días las plataformas VTC han anunciado mejoras laborales para sus trabajadores. No está mal cuando a la mayoría de sus empleados ni siquiera les reconocen la condición de trabajadores, sino que son considerados “autónomos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here