Y el presidente llamó

0

“Después de meditarlo serenamente y balancear pros y contras el Presidente se decidió.

          ¿Alejo? Hola soy Josemari, estoy a tu disposición.

          ¡Presidente perfecto! Si te parece que nuestros asistentes se pongan en contacto y concilien agendas.

Y llegaron las elecciones Europeas y el batacazo de los dos grandes partidos fue descomunal. Y las cosas empezaron a cambiar.”
 
Queridos vecinos, es evidente que esta ensoñación, tal como está descrita, no se va a hacer realidad…salvo el último párrafo si los españoles queremos. “Y las cosas empezaron a cambiar”
 
Amigos el sistema está agotado, corrompido y podrido. No es momento ni lugar de entrar en detalles, explicaciones y justificaciones de esto ni tampoco creo que haga falta. El que más y el que menos estamos convencido de ello.
 
Desde mi punto de vista lo fundamental es democratizar el sistema, recuperar la separación de poderes y hacer que el estado lo sea realmente de derecho donde prime el imperio de la ley.
 
Estos tres requisitos que aparecen en la constitución, sí, que se repiten en boca de los políticos continuamente, sí, ¡no se están cumpliendo en España desde hace mucho tiempo!
 
Cualquier otra aspiración ideológica de la naturaleza que sea, cualquier otro objetivo político, económico o social que los españoles deseemos alcanzar serán, a lo sumo, espejismos si no se dan en un entorno de democracia y estado de derecho reales. Primero esto y luego el resto.
 
¿Qué podemos hacer?
 
Ciertamente las herramientas que tenemos los ciudadanos no son muchas y, tal como están las cosas, cada vez menos efectivas precisamente por esa carencia de democracia y estado de derecho.
 
          Acción Civil: es fundamental que todos colaboremos de forma activa con movimientos y organizaciones cuyos fines defiendan nuestros intereses.
 
          VOTANDO: Nuestra herramienta más potente si la usamos adecuada y conjuntamente.
 
Tenemos que votar diferente. No hay voto más inútil que el que perpetúa el actual sistema partitocrático que nos hurta la libertad, la democracia, la seguridad jurídica ¡y el dinero!
Nuestro voto ha de ser audaz, no podemos seguir ni un solo día más con este oligopolio partidista que ha convertido a nuestra querida España en una AUTÉNTICA DICTADURA.
 
Ellos, los partidos tradicionales, han desechado hace mucho tiempo principios y valores y actúan en comandita, solamente para perpetuar el sistema, que han moldeado adecuadamente a sus intereses, para vivir, de él, muy bien. Por eso no tienen la más mínima intención de cambiarlo.
 
NECESITAMOS A VOX. Lo necesitamos porque es el único partido, insisto el único, que propone todos estos objetivos:
 
·         Regeneración democrática cambiando la ley electoral para que sea verdaderamente representativa. Obligando a los partidos a actuar con democracia interna. Proponiendo medidas que den más protagonismo, en la vida política, a la sociedad civil.
·         Recuperación de la separación de poderes restaurando la elección de los altos cargos del poder judicial y Tribunal Supremo por miembros de la carrera judicial sin que el poder legislativo ni el ejecutivo intervengan.
·         Reestablecer la seguridad jurídica que garantice la libertad la igualdad de todos ante la ley y el estricto cumplimiento, por todos, de la misma.
 
Hasta aquí los requisitos previos y además:
 
·         Adelgazar significativamente el estado y convertirlo en ágil, sostenible y que cumpla eficazmente con sus funciones.
·         Un solo Gobierno, un solo Parlamento y un solo Tribunal Supremo en España acabando con el fracasado modelo de estado de las autonomías, manteniendo una adecuada descentralización administrativa para el correcto servicio y atención  a todos los ciudadanos.
·         Protección de la vida en todas sus fases poniendo en marcha verdaderas políticas activas de defensa de la vida, atención de las mujeres, de la maternidad y de la infancia. Que ninguna mujer sienta la necesidad de renunciar a su maternidad por causas económicas o sanitarias.
·         Defensa y promoción de la economía de mercado y la iniciativa privada así como la Investigación, Desarrollo e Innovación en un entorno de seguridad jurídica y fiscalidad ajustada.
·         La implantación de un buen sistema educativo perdurable en el tiempo que nos saque, de una vez, de la cola en la que España aparece en todos los informes oficiales de nuestro entorno.
·          Recuperación de principios y valores como la productividad, la eficiencia, el mérito, el esfuerzo, la honradez, el patriotismo con naturalidad y sin estridencias pero sin complejos y el servicio a los demás.
 
No podemos esperar ni un minuto más. Los españoles hemos perdido ya demasiado tiempo con dos períodos dictatoriales consecutivos de duraciones similares (casi 40 años cada uno). El primero una dictadura militar y el segundo una dictadura de partidos. Que nadie se engañe, no es más liviana ni asumible la segunda que la primera.
Es la hora de instaurar en España una verdadera democracia y Vox es el camino.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here