inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Domingo, 18 de noviembre de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
01/02/2010 - Juan Julián Elola Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos0,2 puntos   5 votos
Ver además...
Vivir Madrid
Acoso a la Giner de los Ríos
Me vais a perdonar, pero no voy a hablar de crisis...
Ganó Obama. Algo está apunto de suceder
2009, año de Darwin
Navidades de Carnaval, enero de Cuaresma
Medidas económicas
La visir-esa que quería ser califa
Internet y las nuevas tecnologías son seguros
¿Eres clase media?
Más Europa
Sin marcha atrás
Tasa de basuras: nuevo impuesto en época de crisis
Vuelve la liga
Felicidades
2009: el año de la crisis
Dichoso Eurovisión
Estosololoarreglamosentretodos.org
La reforma sanitaria de Obama
El Partido Popular ha perdido el norte
El Severo Ochoa sin transporte escolar
Primarias en el PSOE madrileño
Debate sobre la Huelga General del 29-S
Trabajar más, cobrar menos
DeudaMadrid
¿Eres de los Reyes o de Papá Noel?
La Ley Antitabaco salvará miles de vidas
Madrid está lleno de baches
Nuestra sanidad, ejemplo para EE.UU.
El doctor Montes sigue siendo inocente
Cuando lo urgente no nos deja hacer lo importante
Cambios en la política española
Reforma de la Constitución
Va por ustedes ‘maestros’
Entrevista a Juan Julián Elola, Ex-diputado socialista
El año que vivimos peligrosamente
Listas abiertas, ¿igual que en el Senado?
Oh, rara Navidad
Kim Dotcom
Cuando el trabajo fijo dejó de serlo
Rutina
Para mejorar la educación: más inversión
Si pagas con cacahuetes...
Y los niños sin ordenador...
Juan Julián Elola

Los colegios públicos madrileños disponen tan solo de un ordenador por cada 8 alumnos. Los peores datos de España, empatados en este dudoso honor con las comunidades de Baleares, Murcia, Canarias y Valencia. La que mejor resultado presenta es Extremadura, donde tienen en las aulas un ordenador por cada dos estudiantes, y tienen intención de alcanzar en todos los centros la cifra, deseable, de un ordenador por alumno. El esfuerzo que se ha hecho en estos últimos años en esa Comuni-dad es digno de elogio, puesto que partían de una situación a todas luces negativa y han sido capaces de ponerse a la vanguardia en cuanto a dotaciones informáticas en colegios e institutos.

Precisamente es esta situación la que quiere mejorarse con el Plan Escuela 2.0, que forma parte de las actuaciones del Gobierno para cambiar el modelo educativo. La idea es que, con una aportación del Ministerio de Educación, se compren y se den ordenadores portátiles a todos los alumnos entre 5º de Primaria y 2º de ESO. Las Comunidades Autónomas serían las encargadas de realizar la adquisición de estos equipos y su distribución, corriendo de su cuenta el 50% del gasto previsto. A Madrid le corresponderían, por esta inversión, algo más de 10,5 millones de euros este año para la compra de material informático destinado, como primer paso, a los alumnos de 5º de Primaria, cada uno de los cuales debería contar con un ordenador portátil que recibiría a lo largo del presente curso. 

Pero los presupuestos de la Comunidad de Madrid no están para lujos. No hay dinero ni ganas de gastarlo en “nimiedades”. Así, mientras el resto de España ha corrido a cerrar el acuerdo con el Ministerio y dotar mejor sus aulas, sin duda en beneficio de la enseñanza, el equipo de Gobierno de Esperanza Aguirre ha rechazado la oferta. Pero tampoco se ha presentado un plan alternativo que  corrija la falta de informatización en los colegios. En definitiva, nuestros hijos se vuelven a encontrar fuera de un plan por el empecinamiento de la Comunidad en enfrentarse a cualquier propuesta que haga Zapatero y boicotear todos sus planes en Madrid.

Que no nos intenten engañar. No existe ningún estudio que relacione el tamaño de la pantalla con un incremento de las patologías oculares. Y de eso puedo hablar, como médico especialista en prevención de riesgos. La fatiga visual, que cursa con dolor de cabeza, sensación de disminución de la visión, abotargamiento y escozor ocular, está en relación con las horas de uso y, en todo caso, con el esfuerzo que supone el seguimiento de imágenes pequeñas. En un ordenador portátil, el tamaño de las letras se puede aumentar. Si los niños actualmente tienen síntomas de fatiga visual, tendrá que ver con el abuso de videoconsolas, teléfonos móviles y otros aparatos con gráficos pequeños, no con el empleo del ordenador como herramienta complementaria del trabajo. En cualquier caso, los ordenadores los compra la propia comunidad. Si no les gusta un modelo, pueden optar por otro que les parezca más apropiado.

Resulta escandaloso que las tres comunidades que se descuelgan del acuerdo, Madrid, Valencia y Murcia son aquellas en que las cifras son las peores y, al menos supuestamente, más lo necesitan. Y digo supuestamente porque parece ser que los responsables de educación en estas comunidades opinan lo contrario.

http://elola.blogia.com

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic