Piden investigar cómo fue contratado el agresor del Hospital de Alcorcón

0
descarga (57).jpg

En una carta dirigida al fiscal, la presidenta de la asociación, Carmen Flores, insiste en que este trabajador, que ha sido ingresado en prisión provisionalmente y sin fianza, padecía esquizofrenia y que “tenía antecedentes penales”, ya que en 1997 ya mató “a dos personas de la misma forma”. “Abogamos por la reinserción, siempre que no se ponga en peligro a terceras personas y por ello la petición viene dada por la actuación del Hospital en este caso y la responsabilidad que pueda tener en este caso”, insiste en la misiva, donde pide investigar “que seguimiento recibía y si tenía tratamiento continuado”.

El Defensor del Paciente considera que el Hospital Fundación de Alcorcón tiene “alguna responsabilidad por falta de seguimiento”. Sin embargo, fuentes de la Consejería de Sanidad han insistido a Efe en que, aunque esta asociación está en todo su derecho de denunciar, el Hospital no tuvo responsabilidad alguna en la contratación de este trabajador, ya que ello correspondía a la empresa Ilunion, subcontrata que se encarga del servicio de lavandería. “Aún así, tampoco esta empresa tenía la obligación de tener conocimiento de los antecedentes penales, ya que únicamente se exige para profesiones relacionadas con cuerpos y fuerzas de seguridad”, añaden, recordando que el consejero de Sanidad, Enrique Ruiz Escudero, ya avanzó que se había actuado “con respeto a la norma”.

Por su parte, desde Ilunion rechazaron hacer declaraciones, asegurando que el caso estaba bajo investigación policial y que los datos de los trabajadores son confidenciales. Juan José F.G., de 49 años, fue detenido el pasado sábado sobre las siete de la mañana, cuando las enfermeras de la planta 2, bloque C, se sobresaltaron al escuchar los gritos procedentes de una habitación de la Unidad de Traumatología, y al acudir vieron a un hombre de pie, echado sobre la cabeza de una paciente. La víctima, de 83 años, relató a la Policía Nacional que estaba despierta cuando el presunto homicida entró en la habitación y que este intentó ahogarla con una almohada.

Los agentes determinaron que se trataba del mismo hombre que en diciembre de 1997 ya acabó con la vida de otra mujer de 82 años, cuando esta dormía en una habitación del Hospital Clínico de Madrid. El asesino fue detenido en ese momento e ingresado en la prisión de Carabanchel, donde dos días después de su ingreso mató a un recluso que dormía en la enfermería de la prisión. Tres años después de las dos muertes fue absuelto por eximente total por trastorno mental y el tribunal ordenó su ingreso en el centro psiquiátrico penitenciario de Alicante, de donde salió en 2007 aunque sometido a un control periódico desde un centro de referencia y medicado. Desde ese momento no contaba con ningún antecedente policial, han precisado a Efe fuentes policiales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here