Residentes de Vicálvaro aprueban las restricciones pero creen que “lo lógico es confinar todo Madrid”

0
Una operaria limpia la barandilla de acceso del metro del barrio madrileño de Vicálvaro, una de las 8 nuevas zonas que desde hoy lunes sufrirán las restricciones de movilidad. EFE/ Fernando Villar

La Comunidad de Madrid amplió el pasado lunes las restricciones de movilidad a otras ocho zonas básicas de salud, y entre ellas figura la de Vicálvaro-Artilleros (Vicálvaro), cuyos residentes aprueban la medida tomada por el Ejecutivo que preside Isabel Díaz Ayuso, pero consideran que “lo lógico” sería confinar todo el territorio capitalino.

“Lo que deberían hacer es confinar todo Madrid dos semanas, para volver a la situación que teníamos hace unos meses”, ha declarado un vecino del barrio a este periódico.

Estudiantes de la Universidad Rey Juan Carlos han señalado, por su parte, que la mayoría de la población de esa casa de estudios “no vive en Vicálvaro, ni siquiera cerca” y, en algunos casos, son residentes de zonas que no han sido restringidas, por lo que ponen en duda la efectividad de la medida.

“La descoordinación que existe entre el Gobierno y las Comunidades Autónomas nos ha llevado a esto”, ha condenado un comerciante de la zona, que además se ha mostrado esperanzado con que se cumpla el principio de acuerdo alcanzado este martes entre las administraciones, para que las medidas se apliquen en toda la capital, así como también en el resto de ciudades y municipios del país que cumplan con los criterios.

Entretanto, uno de los hosteleros de un bar de la zona ha lamentado “el daño” que estas restricciones les provoca en el negocio, y ha resaltado “la falta de sentido” de las mismas.

“No entiendo que se restrinja una acera, y la de enfrente no”, ha lanzado, al tiempo que una cliente que se encontraba en ese momento en su establecimiento, considera que “las medidas llegan tarde” y “tenían que haberlo hecho antes”, cuando se anunciaron las primeras restricciones para las 37 zonas básicas de salud más afectadas.

Autocrítica entre vecinos

Otro denominador común entre las reacciones que ha podido recoger este periódico, es el de la autocrítica entre vecinos por las conductas que han tenido desde que se levantó el confinamiento general.

“Esto está pasando porque nos soltaron, y enseguida empezaron a hacer botellones, a irse de fiesta, a reunirse en grupos de más de 10 personas y a desobedecer todas las medidas que se deberían cumplir a cabalidad, como el uso de la mascarilla”, ha recriminado un vecino del barrio que en ese momento salía de la estación del Metro.

Además de Vicálvaro-Artilleros (Vicálvaro), las restricciones de movilidad se extendieron a otras sietes zonas básicas de salud: Campo de la Paloma y Rafael Alberti (Puente de Vallecas), Doctor Trueta y Miguel Servet (Alcorcón), Panaderas (Fuenlabrada) y García Noblejas (Ciudad Lineal).

En total, 45 zonas que agrupan a más de un millón de personas padecen estas restricciones de movilidad, que podrían ampliarse los próximos días a toda la Comunidad de Madrid, si se aprueba en el Consejo Interterritorial la recomendación del Ministerio de Sanidad, la cual consiste en limitar los municipios que cuenten con más de 500 casos por cada 100.000 habitantes. Hasta el cierre de esta edición, el criterio de la Comunidad de Madrid era restringir la entrada y salida de las zonas con más de 1.000 casos por cada 100.000 habitantes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here