El abogado José Mª Montoto Cañas denunciado por presunta estafa

0
01-principal.jpg

La libertad, que es una necesidad irrenunciable para muchas personas, es una pesada carga para otras”. Esto es lo que aseguraba el abogado y fundador de Innovación Democrática (INNDE), José María Montoto, en una entrevista concedida a EL DISTRITO en 2007. Nada hacía presagiar entonces que este supuesto defensor a ultranza de la democracia llevaba ya dos años presuntamente estafando y traicionando la confianza de uno de sus clientes. Así lo ha declarado J.R., un madrileño de 35 años que asegura estar viviendo una pesadilla. Y todo, desde que hace unos días se enterara de que su abogado nunca interpuso la demanda para el reparto de la vivienda que posee con su ex mujer. Asunto para el que le contrató hace ya cinco años. “Me hizo creer que todo iba bien. Se inventó juicios que nunca se celebraron y llegó incluso a falsificar  presuntamente documentos para hacer más creíble el engaño a mis ojos”, asegura el cliente en su denuncia.  

Dos juicios que nunca se celebraron
Según denuncia J.R., el supuesto engaño comenzó en diciembre de 2005. Fecha en la que el señor Montoto le confirma a su cliente haber interpuesto la demanda para iniciar el procedimiento. “Me aconsejó, además, pagar 600 euros mensuales en concepto de cuotas de compra-venta a mi ex mujer, en lugar de los 290 euros estipulados en el contrato privado. Todavía desconozco el motivo”, explica en su denuncia ante el Colegio de Abogados. El 13 de noviembre de 2008, tal y como consta en la denuncia interpuesta y a la que ha tenido acceso este periódico, el letrado comunica a su cliente que se iba celebrar el juicio. Vista a la que, tal y como le manifestó, no era necesario que acudiera puesto que la otra parte aceptaba la propiedad. Transcurrido el tiempo y sin nuevas noticias del proceso, el cliente insiste en conocer el resultado de su demanda. El abogado le comunica entonces que se celebrará un nuevo juicio el 15 de abril de este año. Juicio al que, nuevamente, no es necesario que acuda tal y como le comunica, aduciendo que la otra parte se allanaba a la demanda y el piso pasaría a subasta pública. “Me envió, incluso un documento firmado por la procuradora de la otra parte, que lo corroboraba”, afirma J.R en su denuncia. Es entonces cuando, el cliente solicita a Montoto toda la documentación referente al caso. Al no recibirla, el presunto estafado se personó en el Juzgado de la calle Capitán Haya con el objetivo de interesarse por su caso donde, para su sorpresa, le informan de que no existía ninguna demanda interpuesta por él y que, por lo tanto, los señalamientos a juicio no eran ciertos. “Me dirigí entonces a su despacho de la calle Fuencarral para pedirle explicaciones y, sin darme ningún motivo, reconoció que nunca presentó demanda alguna y que la documentación aportada era falsa”, explica la víctima en su denuncia.
 
¿Qué esconde Montoto?
El presunto engañado desconoce así las causas que pudieron empujar al que hasta entonces era su abogado y hombre de confianza a, supuestamente, traicionarle. ¿Simplemente fue por dinero, o había alguna relación entre él y la otra parte? Todo son suposiciones, pero, por el momento ya ha interpuesto dos denuncias. Una penal y otra administrativa ante el Colegio de Abogados.
 
Nada que añadir
Por otra parte, este periódico se ha puesto en contacto con José María Montoto, que ha preferido no hacer declaraciones al respecto. Seguiremos informando.   
 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here