Beatriz Corredor afronta su reciente cargo con “honor” en medio de una desaceleración inmobiliaria

0
1.jpg

Beatriz Corredor nació en Madrid el 1 de julio de 1968. Licenciada en Derecho por la Universidad Autónoma de Madrid en 1991, tras terminar la carrera realizó oposiciones al Cuerpo de Registradores de la Propiedad y Mercantiles donde ingresó en 1993, siendo la primera mujer en ocupar este cargo. Se unió a las filas del partido socialista en 2003 en la Agrupación Local del distrito de San Blas, donde según sus palabras guardaba “una gran cercanía” debido a que varios miembros de su familia habitan allí.Allí formó parte de la secretaría de Mujer e Igualdad desde 2004, mientras que desde septiembre de 2007 hasta el pasado abril, cuando fue elegida ministra de Vivienda por José Luis Rodríguez Zapatero, ocupó el cargo de concejala electa del Ayuntamiento de Madrid, portavoz del área de Vivienda y del distrito de Barajas. Antes de ser miembro de la política municipal, participó en varias ponencias sobre Derecho Registral Inmobiliario en la Universidad de Castilla-La Mancha.

Durante su cargo como concejala socialista en Barajas prometió “una relación fluida” con las Asociaciones de Vecinos, palabras que dijo en su toma de posesión. Además se comprometió a ejercer una “leal oposición” porque no iba a caer en la tentación “de llevar la confrontación política más allá de lo que exijan los intereses de nuestros vecinos y vecinas”.

Por su parte, en su toma de posesión de su cargo como ministra de Vivienda, mostró su agradecimiento por este nombramiento asegurando que “para un servidor público el mayor honor que hay es formar parte del Gobierno de España”. Además en recuerdo a su etapa política en San Blas y Barajas afirmó que “ha sido un privilegio trabajar con todos y espero que estén orgullosos de mi en mi nueva tarea”.

Así, Beatriz Corredor llega a la cartera ministerial en medio de una desaceleración del sector inmobiliario y en un momento en el que los precios de la vivienda crecen por debajo del IPC y la renta de los alquileres se encarece a un nivel superior que la compra. Otro de los retos de esta legislatura  será continuar con las medidas iniciadas por su predecesora, Carme Chacón, como las ayudas de 210 euros al mes para los menores de 30 años que alquilan viviendas, o los préstamos de 600 euros para pagar las fianzas de las mismas, o las deducciones. Además el Ministerio impulsará la rehabilitación de los cascos históricos de las ciudades.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here