inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 12 de diciembre de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
12/06/2007 - Jorge Bustos Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
La subestación de La Estrella dará paso a una zona verde y a una parcela residencial
Las obras de soterramiento y blindaje de esta subestación eléctrica, que empezaron en abril, conferirán a la zona un aspecto más limpio y amable.

Un acuerdo alcanzado entre el Ayuntamiento, la Comunidad de Madrid y la compañía Iberdola contempla el desmontaje de las líneas aéreas de alta tensión, su soterramiento o desvío a pasillos eléctricos, y el blindaje de subestaciones situadas a la intemperie. Esta operación, dotada con 320 millones de euros, afecta a 16 subestaciones, que liberarán espacio para nuevas viviendas, equipamientos y 190.000 m2 de zonas verdes, a lo largo de un plazo total de 5 ó 6 años.
 
Características técnicas
Pues bien, una de ellas es la subestación de La Estrella, ubicada actualmente en un parque a la intemperie entre la calle Sainz de Baranda 88 y las calles Juan Esplandiú y Marqués de Lozoya. El ámbito, de 6.327 m2 de superficie, se dividirá en tres nuevas parcelas: una, de 1.330 m2, destinada a acoger el blindaje y enterramiento de la subestación; una parcela de uso residencial, con una superficie de 1.337 m2 y una edificabilidad de 8.500 m2; y una parcela destinada a zona verde con una superficie de 3.660 m2 que será cedida al Ayuntamiento. Las obras han comenzado el pasado mes de abril, y su plazo de ejecución es de unos 22 meses; así pues, para el primer trimestre de 2009 estará finalizada, según técnicos de la propia compañía, quienes el pasado 23 de mayo presentaron su proyecto ante el equipo de Gobierno de la Junta Municipal de Retiro.

De alta tensión a zona verde
El proceso es sencillo de entender y costoso de realizar: ya que la tecnología actual permite compactar en 1.300 m2 lo que antes ocupaba una hectárea, se trata de encerrar las torretas y los cables en un edificio subterráneo, previo vaciado del terreno. Así, el aspecto que se ofrecerá al exterior será el de un parque verde, con árboles sobresaliendo por encima de la franja de pared de edificio que quede a la vista. El desnivel de la pared con respecto a la calle Sainz de Baranda quedará salvado mediante accesos perimetrales, que conducirán a una explanada-parque en el techo de la instalación.

Sólo ventajas
Según los técnicos, la actuación no tiene más que ventajas; la única desventaja es la propia incomodidad de las obras mientras duran. Actualmente los operarios están trabajando en el vaciado. Desde la Junta Municipal y la propia Iberdrola se pide paciencia y comprensión a los vecinos, con la seguridad de que quedarán satisfechos del resultado final.

Premios Portada
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic