inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 17 de octubre de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
08/11/2014 - jesusangel Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0,1 puntos0,1 puntos0,1 puntos0,1 puntos0,1 puntos   15 votos
Las batallas de Playa-Honda:España y Holanda luchan por la supremacía en Filipinas
Las batallas de Playa-Honda:España y Holanda luchan por la supremacía en Filipinas
Las batallas de Playa-Honda:España y Holanda luchan por la supremacía en Filipinas
Las batallas de Playa-Honda:España y Holanda luchan por la supremacía en Filipinas
Las batallas de Playa-Honda:España y Holanda luchan por la supremacía en Filipinas (1ª parte )
Los españoles defendieron el archipiélago durante más de 300 años a pesar de enfrentarse contra las más poderosas armadas del mundo

Durante la guerra de los 80 años y debido al dominio de Holanda sobre los mares, los corsarios holandeses no tardaron en protagonizar acciones de piratería sobre los champanes y juncos chinos que viajaban a Filipinas, perjudicando seriamente los intereses de la corona española. Hay que destacar que los españoles defendieron el archipiélago durante más de 300 años a pesar de enfrentarse contra las más poderosas armadas del mundo. Hemos querido destacar dos batallas que por su importancia y su cercanía en el tiempo fueron claves en el dominio de la isla por la corona española.

Primera batalla de Playa-Honda.

En 1609 llega a Filipinas el nuevo gobernador don Juan de Silva,el cual se encontró con el grave problema de los holandeses y sus ataques en todas las posesiones españolas y portuguesas.

En esas fecha llegó a las Indias Orientales una fuerte escuadra hereje holandesa. Con una escuadra de tres galeones y un patache intentaron en 1609 un desembarco en IloIlo, tras ser derrotados se presentaron en la bahía de Manila para atacar la plaza el día 4 de noviembre de 1609.

Pocos días después desembarcaron los holandeses, embarcando poco después tras ser rechazados por las tropas españolas.

La escuadra holandesa quedó fondeada en Playa Honda, al norte de la bahía de Manila, desde donde controlaba la llegada de embarcaciones de comercio, de China, Japón, Macao e India. Permanecieron en esta situación unos seis meses, reforzados con la llegada de otro galeón de 16 cañones desde las Molucas. Los holandeses no pretendían ocupar Manila, su estrategia de ahogar la economía de Filipinas era más lucrativa.

Silva poco podía hacer con sus escasas fuerzas, sólo disponía de 800 soldados, un viejo galeón excluido, cuatro pequeños galeones sin valor militar y algunas galeras.

Al comenzar el mes de abril de 1610 regresaron los holandeses a la bahía de Manila para reconocer de nuevo las defensas españolas. Los holandeses no habían descubierto los preparativos defensivos de los españoles. Sin conocimiento del enemigo, llegó a Cavite el galeón construido en Marinduque, que se llamaría San Juan Bautista. Con todos los buques disponibles, el gobernador Silva se dispuso a atacar al enemigo.

Al amanecer del 24 de abril encontró a la escuadra holandesa fondeada en Playa Honda con sólo tres galeones.El comandante Wittert, creyendo que los buques españoles estaban mal armados y eran muy viejos, levó anclas y se acercó a la escuadra española. En las siguientes dos horas se impuso el mayor calibre de los cañones españoles. Tras la muerte de Wittert se rindió la capitana holandesa. La almiranta holandesa se acoderó a la almiranta española y, tras un duro combate, rindió a la holandesa. Los pataches españoles atacaron al tercer galeón holandés Aigle, que Fernández Duro llama León de Oro, al que pegaron fuego, quedando varado en la costa. Después de otras cuatro horas de combate, se acercó el cuarto galeón holandés. Viendo que la batalla estaba perdida se alejó del combate perseguido por dos galeones españoles.

El botín conseguido fue enorme, dinero, joyas, sedas, 70 cañones, municiones, pertrechos de jarcia, hierro, clavazón y otros géneros que fueron bien recibidos en los almacenes reales, importando todo unos 500.000 pesos. También se pudo recapturar varios buques que tenían presos los holandeses y liberar a numerosos españolas presos en los buques capturados.

II batalla de Playa-Honda
El almirante holandés Spielberg se presentó a últimos de septiembre de 1616 en Otón al frente de una escuadra de 10 naves.

Los holandeses fondearon en Ilo-Ilo , poniendo sus buques de costado contra las trincheras que el gobernador de Visayas.Pero fueron derrotados y a toda prisa reembarcaron y dados a la vela,se dirigieron a la gran bahía de Manila, pero de allí tambien se marcharon llendo al fin a fondear en el islote de Capones , situado en aguas de Playa-Honda .

Se decidió que la escuadra que estaba en Cavite saliera al encuentro con los holandeses , y a su mando el general D. Juan Ronquillo y por almirante a D.Juan de la Vega.

Ambas escuadras tenían el mismo número de buques , pero muy diferentes siendo el tonelaje de la española inferior a la holandesa . El día 15 se formalizó la batalla al amanecer ambas flotas muy proximas se produjo el combate cercano el favorito de los españoles y se sucedieron los abordajes.

El resultado para los españoles no pudo ser mejor pues hundieron 3 buques , por lo menos sin perdida propia , entre ellos el acreditado SOL DE HOLANDA ,que en aguas de Perú había  logrado 2 años antes un ruidoso triunfo.Los españoles habían vengado la derrota de Cañete a manos de Spielberg ( el cual murió en esta batalla).

Pero no todas fueron acciones positivas y heroicas. Juan de la Vega, comandante de la almiranta San Marcos no entró en combate y encalló intencionadamente su barco frente a la costa de Ilocos mientras era perseguido por dos naves holandesas, incendiándolo después para que no cayera en manos enemigas.

Conclusiones al asedio holandés al archipiélago filipino.

La piratería enemiga en Filipinas, alejado pero estratégico dominio español, no fue un hecho aislado. Desde los inicios de la colonización española hacia 1565, el archipiélago soportó el acoso de piratas y corsarios con el paso de los siglos, con mejor o peor fortuna. Pese a toda adversidad, España pudo conservar (no sin mucho sacrificio) nuestra privilegiada posición en el Pacíficio durante más de tres siglos.
 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic