inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 16 de octubre de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
11/04/2007 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Convivir con locales nocturnos, una tortura diaria
Los vecinos del entorno de Juan Bravo denuncian algunos incumplimientos de los locales de la zona y las molestias ocasionadas por sus clientes.

Música, voces y coches aparcados en doble o tercera fila son las molestias que tienen que soportar los vecinos del entorno de Juan Bravo durante los fines de semana. Los bares de copas de la zona son un reclamo para los jóvenes madrileños que quieren disfrutar del ambiente festivo en pleno centro de la ciudad. Y aunque la mayoría de ellos cumplen con la normativa vigente en lo que se refiere a la insonorización de sus locales o al horario de cierre, las aglomeraciones de personas siempre provocan ruidos que rompen el silencio de la noche e impiden el descanso de los residentes de las calles cercanas.

A pesar de las inspecciones o los controles policiales, los vecinos siguen denunciando que algunos bares sí infringen la ley y prolongan su apertura más allá de lo permitido. Incluso, en ocasiones, cierran aparentemente pero permiten que los clientes sigan entrando y saliendo del local, para desesperación de los vecinos, quienes tienen que soportar el ruido de los cierres.

Desde la Junta Municipal reiteran su compromiso con el cumplimiento de la legalidad vigente. De hecho, las últimas denuncias de los vecinos han tenido como resultado nuevas inspecciones en las que se ha comprobado la ausencia de las licencias permitentes en uno de estos locales. Incumplimiento cuya consecuencia inmediata es el cierre del local implicado.

Por otro lado, la música de los coches o las voces de los clientes a altas horas de la madrugada son más difíciles de perseguir. La solución pasa por la concienciación de cada persona y por el respeto a los demás. Un problema de educación, o más bien de falta de educación, que no se resolverá con un endurecimiento de las sanciones.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic