inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Viernes, 23 de agosto de 2019
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
24/04/2019 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Google Maps

La mujer que llevaba muerta cinco años, psicóloga volcada con causas humanitarias que falleció sola

El cadáver hallado en una vivienda del barrio de Guindalera -en el distrito de Salamanca- llevaba cinco años postrado en la cocina y ahora se encuentra en el Anatómico Forense, esperando a que algún familiar se haga cargo de los restos.

Es el epitafio de Amanda Jospe, octogenaria que durante más de 35 años había trabajado como psicóloga en su consulta ubicada en la calle Ourense; soltera y con poca familia y allegados, nadie la echó en falta, salvo una sobrina que residía en Israel y que llegó a contactar con la embajada del país para denunciar su desaparición al no tener noticias de ella desde hacía años. 

Según avanza el diario El Mundo, las autoridades abrieron una investigación hace un año, acudiendo al despacho de Jospe donde el portero del inmueble informó a los agentes que la oficina tenía los papeles como los dejó, acumulando decenas de cartas en su buzón que el propio empleado se encargó de recoger. La Policía Nacional continuó con las pesquisas sin llegar a ninguna conclusión. Las personas cercanas a la fallecida -vecinos del edificio donde residía- pensaban que había vuelto a Argentina, donde acudía con asiduidad ya que allí vivía su única hermana, quien también murió hace años.

Las incógnitas se resolvieron cuando los policías accedieron el pasado jueves de Semana Santa al domicilio de Amanda, cuyo cadáver se encontraba momificado en el interior de la vivienda. De la autopsia se extrajo que el cuerpo llevaba sin vida alrededor de cinco años; sin signos de violencia, los expertos indicaron que la mujer había fallecido a causa de un ictus.

Volcada con las causas humanitarias, gozaba de gran prestigio en su labor como psicóloga, pasando por su consulta decenas de clientes durante todos los años. Amanda Jospe murió en su casa, sola. Acumulaba una deuda de más de 3.000 euros en casi dos años debido a los recibos de la comunidad.

En una junta de propietarios de 2017 se llegó a plantear que podría haber muerto dentro de su casa. Los residentes del bloque de pisos se plantearon alertar a las autoridades, aunque los vecinos que vivían cerca dijero que era imposible que estuviese muerta ahí ya que hubiese sido muy evidente por los olores que genera un cuerpo tanto tiempo muerto.

 

 

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic