inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 21 de noviembre de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
24/02/2011 - Sara Morales Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Pillado en el momento en que robaba una joyería
El ladrón estaba atracando una joyería ubicada en el distrito de Salamanca, y se apoderó de 400.000 euros en joyas que fueron recuperadas por los agentes.

Agentes de la Policía Nacional han detenido a Claudio O. S., de 35 años como presunto autor de un atraco en una joyería situada en el madrileño barrio de Salamanca. El arrestado fue sorprendido “in fraganti” por una patrulla en moto de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana quienes, tras una persecución por las calles adyacentes, lograron darle alcance y recuperar las joyas sustraídas valoradas en 400.000 euros. Antes de abandonar el establecimiento tiró al suelo la pistola simulada con la que amenazó a los empleados de la joyería y les dijo “ahí os la dejo, os la regalo”.

Sorprendido en su huída por una patrulla motorizada
En la mañana de ayer, agentes del grupo de motos de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana, denominados “alazanes”, se encontraban patrullando por el madrileño barrio de Salamanca. Sobre las 10:00 horas observaron a un individuo que salía corriendo de una joyería situada en la calle Hermosilla. En sus manos portaba una bolsa amarilla que agarraba fuertemente. Segundos más tarde, otro hombre salía corriendo del local a la vez que gritaba “al ladrón, al ladrón”, por lo que los agentes, ante la evidencia de que se había cometido un hecho delictivo, iniciaron la persecución del presunto responsable. 

Instantes después lograron dar alcance al autor del robo quien, en el momento de la detención, portaba la bolsa amarilla con la que saló del local en cuyo interior había numerosas alhajas, que posteriormente fueron valoradas en torno a los 400.000 euros. 

Tras entrevistarse con los trabajadores del establecimiento, los agentes averiguaron que Claudio había entrado en la joyería y, tras exhibir un arma de fuego simulada, obligó a los dos empleados a sentarse y les ató las manos y los pies con cinta adhesiva. Posteriormente descendió a la planta inferior, donde se encontraba la caja de seguridad y tras depositar todas las joyas en la bolsa que llevaba consigo salió del establecimiento. Antes de abandonar el local, arrojó el arma de fuego al suelo a la vez que decía: “Ahí os la dejo, os la regalo”. Uno de los empleados consiguió soltarse de la ataduras y salir corriendo detrás del ladrón, momento en el  que fue sorprendido por los agentes. Los agentes del grupo XIII de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Madrid se han hecho cargo de la investigación.

 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic