inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Martes, 16 de octubre de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
11/04/2007 - Verónica González Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
El polideportivo y el aparcamiento de residentes, listo a finales de 2009
El proyecto de Javier Fuster y Springall+Lira destaca por su escasa agresividad y su armonización con el entorno. Dos condiciones que resultaron claves para que fuese seleccionado en el concurso de ideas convocado por la Junta Municipal del distrito, en colaboración con el COAM.

Un Polideportivo de 2.580 metros, un aparcamiento para residentes de 477 plazas y una nueva zona ajardinada son los tres espacios que ganará el distrito de Salamanca con la ejecución del proyecto de la calle Alcántara. Estos equipamientos, que se alzarán sobre el solar de las antiguas cocheras de la EMT, intentan dar respuesta a dos de las principales demandas de los vecinos de Salamanca: las dotaciones deportivas y las plazas de aparcamiento.

Aunque todavía habrá que esperar hasta finales del 2009 para disfrutar del resultado final del proyecto, ya se han dado los primeros pasos con la elaboración del pliego de condiciones y la licitación de la obra del estacionamiento para residentes. Algo esencial, pues financia en un 80%, aproximadamente, el polideportivo.

Si algo caracteriza el diseño de los arquitectos Javier Fuster y Springall+Lira es su escasa agresividad y su armonización con el entorno. Dos condiciones que resultaron claves para que su proyecto fuese seleccionado en el concurso de ideas convocado por la Junta Municipal del distrito, en colaboración con el Colegio Oficial de Arquitectos de Madrid.

En primer lugar, el solar de la calle Alcántara presenta varias dificultades a salvar. Además de la irregularidad de la parcela, quedan a la vista las fachadas interiores de los edificios colindantes, no concebidas para ser vistas. Por ello, el futuro equipamiento estará formado por dos cuerpos. Uno vertical que oculta las medianeras del edificio de Telefónica y continúa su fachada, y otro cuadrado cuya ubicación más retrasada da la oportunidad de crear una plaza de acceso. El primer edificio acogerá la recepción, los vestuarios, el gimnasio y las salas para las clases dirigidas. El segundo, la piscina semiolímpica, que aunque climatizada, también podrá ser utilizada en verano gracias a la luminosidad que proporcionará el material traslúcido de las paredes y a la posibilidad de abrir la traseras del edificio. El polideportivo también se eleva sobre una plataforma de 1,50 metros que asegura la privacidad de la piscina y que oculta el jardín de acceso controlado situado detrás del equipamiento.

Completan el proyecto el aparcamiento de 447 plazas, con cuatro plantas y 2 accesos independientes; así como una zona ajardinada con áreas de juego, conectada también con la zona de locales comerciales bajo al edificio colindante. Los arquitectos autores del proyecto están estudiando la posibilidad de instalar un cerramiento para la plaza y el parque, invisible durante el día pero eficaz para evitar concentraciones de personas durante la noche.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic