inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Miércoles, 24 de octubre de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
26/12/2007 - Verónica González Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Varias calles del barrio de la Guindalera conservan cableado aéreo eléctrico
Las comunidades de vecinos afectadas deben autorizar el cambio de sus acometidas de luz, o el paso de servidumbre hacia comunidades vecinas.

El soterramiento de las líneas eléctricas es una de las históricas aspiraciones del movimiento vecinal madrileño. En virtud de convenios suscritos entre el Ayuntamiento y las compañías eléctricas, poco a poco, han ido desapareciendo de las calles de la ciudad las peligrosas torres de alta tensión, así como los postes de sujeción del cableado aéreo. Sin embargo, algunas zonas de la capital todavía conservan el antiguo sistema de conducción eléctrica. Es el caso, por ejemplo, del barrio de Guindalera, en el distrito de Salamanca.

Calles como Méjico, Antonia Ruiz Soro o Florestán Aguilar mantienen postes de baja o media tensión en sus aceras, ya de por sí estrechas, lo que dificulta la circulación de los peatones; además de ser antiestéticos e incluso peligrosos si su mantenimiento no es el correcto. Por este motivo, la Junta Municipal del distrito ha instado a la compañía eléctrica a que elimine estos elementos y soterre el cableado; una actuación que suele prorrogarse en el tiempo por el desembolso económico que supone para la compañía.
A este inconveniente se suma la necesidad de que las comunidades de vecinos afectadas autoricen el cambio de sus acometidas de luz, con el consiguiente gasto para la comunidad, o el paso de servidumbre para facilitar la conexión a una comunidad vecina. La Junta Municipal del distrito se ha dirigido a varios vecinos afectados para solicitar los permisos necesarios y ya ha recibido respuestas de todo tipo. Positivas, como en el caso de la calle Méjico, negativas como en alguna de las comunidad de Florestán Aguilar y silencio, en el resto. Lo que significa que en los casos donde se ha alcanzado un acuerdo, la compañía procederá a soterrar la instalación eléctrica, tal y como se ha venido haciendo en otras zonas de la ciudad.

Por lo pronto, en el Pleno Muni-cipal del pasado 19 de diciembre, el grupo socialista presentó una proposición en la que alertaba del estado de los postes eléctricos de la calle Antonia Ruiz Soro, esquina con Ruiz Ocaña. La petición fue acogida positivamente por los populares quienes presentaron una transaccional en la que instaban a la compañía eléctrica a soterrar ese cableado y, mientras eso sucediese, al correcto mantenimiento de los postes de sujeción. Propuesta aprobada por unanimidad por todos los grupos políticos.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic