inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Sábado, 21 de julio de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
11/06/2018 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Menopausia e infecciones urinarias recurrentes: alternativas a los antibióticos
Las infecciones urinarias de repetición afectan a un 3% de las mujeres entre 15 y 50 años, señala la doctora Carmen Pingarrón, jefa de uno de los equipos de ginecología y obstetricia de Hospital Quirónsalud San José.

En los varones de edades comprendidas entre 15 y 50 años son prácticamente inexistentes, sin embargo en mujeres aparece ya en un 3% en esta franja de edad y suelen ser debidas a las relaciones sexuales y a los embarazos.

A partir de los 50 años , la frecuencia aumenta tanto en hombres -debido a la hipertrofia de próstata- como en mujeres -por causa de la atrofia genital que llega con la menopausia, y a los cistoceles o vejigas caídas como consecuencia de la edad y de los partos-.

Las infecciones de orina recurrentes pueden deberse a que los tratamientos antibióticos sean cortos o inadecuados, o a que haya algún factor predisponente, como la litiasis renal. Sin embargo, también intervienen factores genéticos: por ejemplo, las personas con grupos sanguíneos A y O están más protegidas frente a las infecciones de orina que las que tienen los grupos B y AB.

Además se estima que tanto en las mujeres con un alto número de relaciones sexuales, como en las que no tienen buenos hábitos de limpieza tras la defecaciónaumentan las tasas de infecciones urinarias de repetición.

En cuanto al papel de las bacterias , sabemos que el 90% de estas infecciones son debidas al E. Colli, seguidas de los Proteus y de los Staphylococos. Estos gérmenes tienen unas fimbrias con las que se unen a las células y poseen también unas adhesinas que favorecen la unión de las bacterias entre sí, formando redes de bacterias tridimensionales o biopelículas, que las hace más resistentes a los antibióticos.  Además , las bacterias son capaces de introducirse dentro de las células de la vejiga , y reproducirse dentro de ellas, estando así muy protegidas.

 

Tratamientos alternativos: vacunas

En los últimos tiempos se ha despertado un gran interés por tratar las infecciones de orina, atendiendo a todos estos factores que acabamos de exponer. Y se han propuesto alternativas y ayudas al tratamiento antibiótico, como son las vacunas, que se obtienen de una suspensión de gérmenes muertos por calor. Dichos gérmenes proceden de una muestra de orina del propio Paciente y son muy útiles en pacientes alérgicas a antibióticos y también en aquellas que han generado resistencia a los antibióticos. Actúan estimulando la inmunidad y son capaces de bloquear la capacidad de adherencia de las bacterias.

Otra opción es agregar a los antibióticos sustancias como los arándanos rojos , que impiden que las bacterias unas sus fimbrias a las células.  También la D-manosa actúa inhibiendo la adherencia de las bacterias a los epitelios,  y entre los arándanos y la D- manosa , son capaces de dificultar la permanencia de las bacterias dentro de la vejiga.

 

 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic