inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 20 de agosto de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
19/01/2018 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Siete preguntas para averiguar el estado de salud cardiovascular y periodontal
En la consulta del dentista y en la consulta del cardiólogo, respectivamente.

Los Servicios de Cirugía Oral y Maxilofacial & Odontología & Periodoncia Hospitalaria y de Cardiología del complejo hospitalario Ruber Juan Bravo han establecido un protocolo de actuación para detectar riesgo cardiovascular en los pacientes que acuden a la consulta del dentista, y riesgo de padecer periodontitis en la consulta del cardiólogo.

Mediante sencillos cuestionarios validados se pretende realizar una labor preventiva bidireccional muy beneficiosa para los pacientes, tanto por la frecuencia de ambas patologías, como por la evidente importancia vital del riesgo cardiovascular y el potencial destructivo de la periodontitis en la cavidad oral.

Para ello, conscientes los dentistas del papel de su consulta en la prevención de la hipertensión arterial en la población general, han pedido consejo a los cardiólogos, publicando una serie de recomendaciones muy sencillas y prácticas para detectar y combatir esta patología tan peligrosa como silente.

Tal y como explican los Dres. Miguel Carasol y Antonio Lorente, de la Unidad de Periodoncia Hospitalaria y los Dres. Gonzalo Pizarro (Jefe de Servicio) y María Luisa Martín, cardiólogos del complejo hospitalario Ruber Juan Bravo, “La cantidad de personas teóricamente sanas que pasan por la consulta del dentista y la sencillez del procedimiento de detección de la hipertensión arterial permiten que actuemos como un centro de promoción de la salud, pudiendo evitar grandes complicaciones a nuestros pacientes e incluso salvar vidas.”

 

¿Por qué es importante valorar la presión arterialen la consulta?

Por tres factores fundamentalmente: en primer lugar porque se realizan procedimientos que pueden modificar la presión arterial -desde hace muchos añosse conoce el estrés que genera el ”entorno dental” en la población general, lo que justifica el hechode que un 15% de la población española reconozcano ir a la consulta del dentistapor el estrés y la ansiedadque les produce. Además,hay que sumar el estrés biológico que generan muchos tratamientos bucodentales, debidoa la propia característicadel procedimiento, a la intervenciónen tejidos inflamados/infectados, etc.

Si a todo lo anterior sumamosel empleo de fármacos que elevan la presión arterial porsí mismos, siendo el ejemplomás claro los vasoconstrictoresasociados a anestésicos locales,

puedeconcluirse la necesidadde registrar la presiónarterial de forma rutinaria en laconsulta, ya que es bien conocido el estrés como factorde riesgo de la hipertensión arterial.

¿A quién tomar la presión arterial?

Realmente, todos los pacientes son candidatos. Teniendoen cuenta lo fácil que es su registro, a importanciade su prevención, la gravedad de sus complicaciones,y lo que debe ser un ejercicio claramente profesional yético, la presión arterial debería registrarse a todos lospacientes que acuden a la consulta. Además de salvar dientes, el equipo dental salvará vidas.

El paciente periodontal en la consulta del cardiólogo

Existe una evidencia emergente de la periodontitis como factor de riesgo para la enfermedad cardiovascular aterosclerótica, por lo que se recomienda aconsejar a los pacientes sobre el riesgo que tiene la inflamación periodontal para su salud, tanto oral como general.

En la consulta del cardiólogo se puede derivar el paciente cardiovascular al periodoncista ante la sospecha/presencia de periodontitis, a través de dos fórmulas:

  • Realizando preguntas muy simples, tales como ¿le sangran las encías?, ¿nota movilidad o cambio de posición de los dientes?,  ¿se le han retraído las encías (dientes más largos)?,  ¿se le queda más comida entre los dientes que antes?, ¿tiene o le han dicho que tenga mal aliento?
  • O mediante cuestionarios autovalidados, como puede ser el cuestionario de autoevaluación de la salud de las encías aprobado por el National Health and NutritionExaminationSurvey (NHANES) 2009-2010.Concretamente, una modificación de este cuestionario es el que se va a utilizar en Ruber Juan Bravo.








Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic