inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Sábado, 20 de octubre de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
14/12/2007 - Marina Osuna Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
La Vía Verde de la Gasolina acercará la Alameda de Osuna a los vecinos del distrito
Avanza la expropiación de terrenos necesaria para culminar un proyecto que transformará el espacio ocupado por las antiguas vías de ferrocarril en un gran espacio de encuentro ciudadano, que beneficiará a 27.000 vecinos.

El Ayuntamiento de Madrid continúa trabajando para hacer realidad una de las demandas históricas de los vecinos de San Blas y Barajas: convertir la antigua Vía de la Gasolina en una avenida ajardinada de tres kilómetros de longitud. Para ello, el pasado 30 de noviembre, la Junta de Gobierno aprobó la definitiva delimitación de los terrenos afectados por el proyecto, así como la relación de titulares de bienes y derechos. Su expropiación afectará a 68.000 metros cuadrados de terrenos que aún no son de propiedad municipal  pero cuya obtención resulta necesaria para culminar esta operación urbana que beneficiará, una vez concluida, a un total de 27.000 vecinos de Ciudad Pegaso y la Alameda de Osuna. El embargo supone un avance considerable para el desarrollo del proyecto, cuyas obras de construcción comenzaron a ejecutarse en enero de este año sobre los terrenos de propiedad municipal.

Según fuentes municipales, los trabajos, con una inversión de 11,5 millones de euros y un plazo de 18 meses, “marchan a buen ritmo”, por lo que en breve el espacio ocupado por las antiguas vías del ferrocarril dejará paso a un gran espacio arbolado con zonas verdes, paseos peatonales, zonas de juegos infantiles y de mayores, carril bici y mejores conexiones locales.

El diseño definitivo del proyecto ha contado además con la la participación y el acuerdo de las entidades vecinales.

Un punto de encuentro
La Vía de la Gasolina, una infraestructura ferroviaria abandonada y en desuso, ocupa una franja de terreno longitudinal de unos tres kilómetros y una anchura media de 30 metros. Terminadas las obras se transformará en una gran avenida que discurrirá entre las calles de Joaquín Ibarra y Riaño, flanqueada por una franja ajardinada con una anchura media de 20 metros, calzada de 4 metros y aceras de entre 2 y 3 metros. Además, estará dotada de un carril bici que conectará con el Anillo Verde Ciclista y se eliminarán los puentes del ferrocarril. Todo ello facilitará la redefinición de las conexiones transversales a la avenida así como los espacios sin uso, que se convertirán en zonas verdes.

Por otro lado, la nueva avenida no se ha concebido como una vía rápida. Por ello, las obras incluyen medidas de templado de tráfico que reducirán la velocidad del tráfico rodado.

Retraso en las obras
Con respecto a los trabajos que se están desarrollando, la concejal socialista del distrito, Dolores del Campo, considera “ineficaz” la gestión que el Partido Popular ha realizado respecto a la Vía de la Gasolina. “Debido a que el Ayuntamiento -aseguró- ha retrasado innecesariamente la expropiación de los terrenos pertenecientes a ADIF, esta demora ha repercutido en el coste final de unas obras que llevan proyectadas desde 1999 y aún no han conseguido mejorar la comunicación entre los distrito de San Blas y Barajas”.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic