inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Domingo, 24 de junio de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
04/02/2009 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Fernando Petidier lleva de baja por un cuadro ansioso-depresivo desde el 16 de agosto de 2007.
El Corte Inglés de Castellana acusado de discriminación sexual
Según ha informado CC.OO., Inspección de Trabajo constata que desde mayo 2006 se han trasladado 4 personas a Vigo, y que además se han celebrado seis contratos indefinidos en ese mismo centro.

Pidió el traslado al centro de Vigo para vivir allí junto a su marido, y éste le fue denegado, tal y como reconoce Inspección de Trabajo, por su orientación sexual. 

Fernando Petidier Cano, técnico escaparatista en el centro de Castellana de El Corte Inglés, había sido un trabajador modelo hasta que  pidió el traslado al centro que la empresa tiene en Vigo, ciudad donde pretendía vivir a partir de su matrimonio con su pareja, un hombre. 

Cinco meses antes de su boda, Fernando pidió el traslado en el departamento de personal del centro donde trabajaba, El Corte Inglés de Castellana. 

Al no recibir noticias, una semana antes de la ceremonia habló con el jefe de personal de Castellana, Ángel Gastaca, para que le concertara una cita el 1 de noviembre de 2006 con Gonzalo Rodríguez Rico, jefe de personal del centro de Vigo, con la garantía de que si pasaba con éxito esta entrevista, el traslado sería concedido sin problema. 

La entrevista, en cambio, fue realizada por el jefe de administración, que, tras ver su currículum, le dio por su parte la bienvenida al centro de Vigo, pero le anunció que antes tendría que tener la entrevista con Gonzalo. 

Rechazo del traslado a Vigo
El 9 de noviembre, Fernando decidió ir de nuevo a Vigo, donde por fin le atiende Gonzalo Rodríguez. En dicha cita, le preguntó que si su mujer era de Vigo, a lo que Fernando dijo que sí pero que, en este caso, se trataba de un hombre. A continuación, el jefe de personal le dijo que, sintiéndolo mucho, en ese momento no había vacante para él en dicho centro. Fuera del despacho pudo oír como decía “estos maricones de mierda se creen con el mismo derecho que todos”. 

El 18 de julio de 2007, el jefe de personal de Castellana le comunica que se olvide del traslado. Desde el 16 de agosto, Fernando está de baja por un cuadro ansioso-depresivo. 

Inspección de Trabajo por su parte constata que, desde mayo de 2006, se han trasladado 4 personas a Vigo y se han realizado 6 contratos indefinidos en ese mismo centro. La resolución de la Inspección concluye que existe discriminación por razón de orientación sexual en la decisión de la empresa; por lo tanto, ha requerido que, si en los procesos de revisión se produjera el alta médica del trabajador, se reincorpore a su puesto de trabajo y se proceda automáticamente al traslado.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic