Se rompe una vértebra en un accidente laboral y la empresa le despide

0

Vicente Lezcano, inmigrante de origen paraguayo, denunció que su empresa le ha despedido a consecuencia de un accidente en el local donde trabajaba desde hace más de tres años de forma ilegal.

En declaraciones, el empleado explicó que cuando trabajaba de dependiente en una frutería de la localidad de Las Rozas, sufrió la desgracia de "resbalarse y golpearse la columna al transportar dos cajas de naranjas de más de 50 kilos". Como consecuencia, el despido, una rotura de vértebra cervical, una operación para sustituir el raquis dañado por una placa metálica, una factura de más 32.000 euros y la imposibilidad de volver a trabajar.

Este joven denuncia que empezó a "trabajar en la frutería nada más aterrizar en Barajas hace tres años y medio", y que no imaginó que la empresa le pagaría sus esfuerzos diciendo "que nunca había trabajado para ellos".
El cinco de marzo de este año, Vicente se escurrió cargando fruta y ya por la noche acudió a urgencias debido a los fuertes dolores. Su calvario comenzó en ese momento, ya que tras diagnosticarle la fractura en la columna, tuvo que someterse a una dura intervención. A consecuencia de ello, tiene fuertes dolores, además de haber perdido la movilidad de uno de sus brazos y agotarse con cualquier mínimo esfuerzo.

Sus peticiones son sencillas, exige "la pensión compensatoria que le correspondería, además de que la empresa legalice su situación tal y como le prometieron hace más de tres años". 
A pesar de que los dueños del comercio no reconocen lo sucedido, Vicente relata que le ofrecieron más de 30.000 euros por su silencio. Ante su negativa comenzaron las amenazas, lo que le llevó a tomar la decisión de denunciarles. Es por ello, que "sólo le queda confiar en que la Justicia le dé la razón".

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here