inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Sábado, 22 de septiembre de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
10/01/2012 - Sara Morales Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Las obras que el IVIMA comenzó en este lugar en 1992, se paralizaron tres años después.
Un grupo de vecinos y el IVIMA enfrentados por el futuro del Teatro de Almendrales
Desde 1995 este espacio se ha convertido en una escombrera. Los vecinos han querido recuperarlo como centro cultural para el barrio.

Hace ya tres meses que el Teatro de Almendrales respira con vida propia. Abandonado por las instituciones, con unas obras que nunca terminan, un grupo de vecinos del distrito decidió hacerse con él con el objetivo de resucitarlo y devolverle la actividad.
Ahora se ha convertido en un Centro Social y Cultural Autogestionado por este grupo de vecinos y ha sido rebautizado con el nombre de La Osera de Usera.

El teatro inacabado
Para conocer la historia del Teatro de Almendrales hay que remontarse a 1987, año en que comenzó el Plan de Reforma Interior del distrito. Llevado a cabo por el Instituto de la Vivienda de Madrid (IVIMA), estaba previsto que este espacio se convirtiera en un Centro Cívico-Cultural, y así comenzaron las obras de remodelación en 1992. Sin embargo, tres años después, y sin apenas explicaciones por parte del IVIMA, los trabajos pararon, la obra se detuvo y “el proyecto cayó en el olvido” tal y como afirman los vecinos de La Osera.

Desde entonces, han transcurrido 17 años. Casi dos décadas en las que los vecinos del distrito han reclamado explicaciones, en varias ocasiones, tanto al IVIMA como a la Comunidad y Ayuntamiento de Madrid. Y mientras estas llegan, y el compromiso adquirido continúa sin cumplirse, este espacio se convirtió en una escombrera, foco de suciedad, pese a que su estructura continúa intacta.

Nueva vida
Hace tres meses, este grupo de vecinos decidió recuperar este espacio y, manos a la obra, lo limpiaron y habilitaron a base de trabajos voluntarios. El objetivo: convertir este lugar en un centro socio-cultural con actividades formativas y artísticas orientadas a los vecinos del distrito. 

Sin embargo, el IVIMA, enterado de esta iniciativa, ha dado la orden de desalojo del edificio, truncando así las pretensiones de este proyecto. Ahora, los vecinos que pusieron en marcha La Osera de Usera han comenzado una campaña para movilizar y concienciar al barrio y otras asociaciones acerca de este hecho.

 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic