inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Jueves, 22 de agosto de 2019
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
09/05/2019 - Redacción Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos

'El Rey del Cachopo' mantiene su inocencia y asegura que Heidy sigue viva

El conocido como ‘El Rey del Cachopo’, César Román, principal sospechoso de la muerte de su pareja, Heidy Paz, ha remitido una carta al diario El Mundo en la que defiende su inocencia y asegura ser víctima de “una orgía de desatinos”. En la misiva, enviada desde la cárcel del Soto del Real, el preso asegura que su novia continúa viva.

Las autoridades identificaron el cuerpo descuartizado de Heidy en el interior de una maleta que fue hallada en una nave que había sido incendiada, en el madrileño distrito de Usera. Ahora, el supuesto autor del asesinato afirma que el torso encontrado no pertenece a la pareja. La prueba aparentemente irrefutable de ADN contiene importantes errores que impiden afirmar que ese cuerpo sea el de Heidy, sigo creyendo que está viva. Un cuerpo de una mujer blanca de raza caucásica que no ha parido, según los forenses, incompatible con Heidy, de raza negra y con dos hijos”.

El cuerpo de la Policía Nacional cotejó la prueba genética del cuerpo hallado en la nave con el de la madre de la mujer, coincidiendo con un 99,5% de fiabilidad. En este sentido, las autoridades responden a los argumentos de Román, en tanto en cuanto aclaran que la raza caucásica puede incluir también a personas hondureñas como era Heidy Paz; también infieren en que que no eran partos naturales sino por cesárea.

Por su parte, ‘El Rey del Cachopo’ continúa con particular disertación de las pruebas existentes contra él: “Un cuchillo de 'grandes dimensiones' como arma homicida que en realidad es una pequeña puntilla de 8 centímetros de filo, sin huellas ni ADN. Una nave de la que se dijo que sólo yo tenía llaves, y aparecieron cinco personas con juegos. Una nave de la que 30 minutos antes de llegar la Policía se vio salir a un hombre moreno vestido con ropa de trabajo de 170 centímetros de altura que no soy yo. Unos restos biológicos microscópicos hallados en el piso donde vivimos, incompatibles con las manchas de sangre que provocaría un descuartizamiento. Un taxista que confesó que 'eso no es lo que me dijo la policía'. O como guinda del esperpento, un sofá requisado que en un primer informe es rojo-granate, en el segundo amarillo y en el tercero naranja. Una orgía de desatinos, cuya única certeza es que soy inocente y no se está buscando al auténtico culpable de la horrorosa muerte de esa chica porque ya hay en Soto a quien echarle este muerto”.

Asimismo, Román carga contra el trato que asegura estar recibiendo por parte de las Instituciones Penitenciarias. El reo explica que le han denegado hablar con periodistas, cuando a otros presos -ha llegado a señalar a los políticos reclusos del procés de Cataluña- se les permite realizar ruedas de prensa. “Una doble vara de medir que no parte de los funcionarios de prisiones, sino de decisiones y cargos políticos de los ministerios de Interior y Justicia. Ante esto no sólo no voy a callarme, sino que además de recurrirlo, he solicitado celebrar una rueda de prensa, en las mismas condiciones que se les permiten a los políticos presos, que no presos políticos”. 

 









Enviar
Normas de uso
- Esta es la opinión de los usuarios, no de El Distrito.

- Los comentarios contrarios a las leyes españolas, injuriantes o difamatorios serán eliminados, así como aquellos que consideremos que estén fuera del tema o contengan publicidad.

- "Aviso al moderador". Si considera que algún comentario incumple la normativa, le agradecemos nos lo comunique por esta opción para nuestra valoración.
© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic