inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Lunes, 22 de julio de 2019
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
15/01/2019 - Aarón Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
@jiangsu

Nanjing: la gran capital del sur de China

La capital de la provincia de Jiangsu es una de las ciudades más activas económicamente, siendo una de las ciudades más importantes del país en cuanto a historia se refiere, compartiendo protagonismo con Beijing.

Rodeada por el río Yangtze y a los pies de la denominada como Montaña Púrpura se halla la capital de Jiangsu -una de las provincias más prósperas de China-: Nianjing. Traducido el nombre como 'capital meridional', la ciudad bordeada por una de las murallas más largas jamás construida atesora siglos de historia y los vestigios de los grandes imperios.  

A pesar de no consolidarse todavía como la gran metrópolis cosmopolita que está llamada a ser, y si bien la mayoría de sus monumentos históricos se encuentran apartados de la ciudad, la urbe se ha modernizado a pasos agigantados sin que ello haya supuesto un menoscabo para su legado cultural y social.

Encerrada entre sólidos muros, la 'a priori' inexpugnable capital de Jiangsu fue destruida y reconstruidas en varias ocasiones. Nanjing, además de ser la cuna de hasta seis dinastías, también ha sido el epicentro de numerosas revueltas y rebeliones; asimismo, fue también bombardeada por los ingleses durante la primera Guerra del Opio. Por ello, son pocos los edificios antiguos que guarda la gran muralla, ubicándose la mayoría en la Montaña Púrpura.

No obstante, detrás de la imponente puerta Zhonghua Men, la ciudad presume de ser la primera capital de la república y de ser elegida por Sun Yat Sen para fundar la China moderna. Son numerosos los museos y monumentos dedicados a esta figura, y a la revolución que emprendió.

Para el viajero empedernido, Nanjing se erige como una de las paradas obligatorias a realizar en una gira por China. Y cómo no, el punto neurálgico donde emprender la visita pasa por la Montaña Púrpura, donde se encuentran los restos de la dinastía Ming. En la colina se encuentra el Mausoleo de Sun Yat Sen, el observatorio, el Templo Linggu o las Tumbas Xiaoling, de la dinastía Ming, la cual tanto amaba este lugar.  

Una de las zonas más hermosas es el paseo Ming Xiaoling, camino protegido por la UNESCO. Cubierto por las copas de los frondosos árboles, el paraje se encuentra decorado por esculturas de piedras de diferentes animales. Se recomienda visitar la montaña a principios del mes de marzo, cuando se celebra el festival Internacional de los ciruelos en flor de Nanjing.

Otros monumentos a tener en cuenta, éstos ya custodiados por la muralla, son la Torre del Tambor y la Torre de la Campana. El que otrora fuese el centro de enseñanzas, el Templo de Confucio, no falta en la guía del viajero. Aprovechando la visita a la muralla, y antes de descansar los pies en el lago Xuanwu, es recomendable hacer un alto en el camino para disfrutar del Templo Jiming, uno de los pocos que aún alberga una comunidad de monjes, siendo el edificio mejor conservado de la capital.

Fuera del recinto, al oeste de Nanjing, se encuentra el Palacio de Chaotian, que en su momento fue la sede universitaria. Alejándonos en la misma dirección se encuentra uno de los museos más famosos de la ciudad: el Memorial de la Masacre de Nanjing, en recuerdo a uno de los hechos más importantes, y trágicos de la urbe.  

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic