inicio
 Líder en Prensa local de Madrid |  Sábado, 15 de diciembre de 2018
Recordarme   Entrar
    Lo olvidé   |   Registrarse
17/09/2007 - Marina Osuna Preparar para imprimir   Bookmark and Share
Votar:  
Resultado: 0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos0 puntos   0 votos
Un aviso de bomba obligó a desalojar el Campus de Vicálvaro
Tras varias horas de registro, los agentes levantaron el cordón policial y se recuperó la normalidad, aunque los exámenes de la mañana quedaron pospuestos,

El pasado 3 de septiembre una llamada telefónica alertó a la Policía de la colocación de un artefacto explosivo en la Universidad Rey Juan Carlos. Sin más información, los agentes se pusieron en contacto inmediatamente con el rectorado de la facultad, que procedió a dar aviso de la noticia para desalojar los 4 campus, entre ellos el de Vicálvaro. Los centenares de alumnos, que se encontraban realizando uno de los primeros exámenes de septiembre, abandonaron rápidamente las aulas y salieron a la calle a esperar un desenlace que fi-nalmente fue positivo.

Varias dotaciones de Policía Nacional y Municipal rodearon los edificios del Paseo de los Artilleros mientras los corrillos de estudiantes, bolígrafo en mano, se agolpaban en los alrededores de la zona comentando el suceso. “Estábamos en mitad del examen y de repente nos han dicho que cogiéramos nuestras cosas y saliéramos a la calle sin perder la calma”, afirmaba una joven. Muchos pensaban en lo peor y debatían sobre la autoría del posible intento de atentado. Otros sin embargo contemplaban la posibilidad de una falsa alarma inducida por algún compañero estudiante que no había estudiado lo suficiente. “Esto -afirmaba uno de los chicos que se encontraban a las puertas del recinto- suele ser bastante común en junio y septiembre. Alguien que no se ha preparado bien monta este numerito y el examen se suspende. Lo que más nos ha hecho pensar es que nos han dicho que están desalojando el resto de los campus y otras universidades”.

Tras varias horas de registro, a las 13.30 horas los agentes levantaron el cordón policial y los alumnos re-gresaron a las aulas y pudieron retirar sus vehículos del aparcamiento. Aunque los exámenes de la mañana quedaron pospuestos, por la tarde el campus de Vicálvaro -y el resto- recuperó la normalidad. Al parecer, todo fue un aviso falso cuyo origen está siendo investigado.

© Gestor de contenidos Gestor de contenidos HagaClic